Suelos de terracota: Cómo decorar tus estancias

Pedro Rosa Mena

Algunos aspectos sobre las baldosas de barro o terracota:

El suelo es una de las partes fundamentales de la casa y como consecuencia es primordial tenerlo en cuenta a la hora de decorar. Como ya hemos señalado en otras ocasiones, las baldosas de barro no solo casan bien en ambientes rústicos. El barro o terracota, extendido en el mundo rural y muy utilizado en el pasado por su fácil reemplazamiento y su bajo costo, se utiliza hoy en día en la decoración de todo tipo de zonas interiores y exteriores, además de revestimientos de paredes y chimeneas. Además de ser un clásico, también es versátil y atemporal, por lo que puede dar mucho juego a creaciones de espacios eclécticos.

Ejemplo de suelos terracota en tu hogar

El color característico de los suelos de terracota es el marrón rojizo o teja, propio del resultado de cocer la arcilla, si bien la paleta cromática va desde el ocre amarillento hasta el rojizo amaranto. A veces es posible dejar sin esmaltar y sin el posterior tratado, pero hay que tener en cuenta que es una superficie porosa, por lo que sin un tratamiento adecuado la superficie sufre más. Si bien es cierto que para salones el acabado natural es el menos utilizado para guardar estabilidad de los muebles, es una buena opción para zonas ajardinadas, incluso para dar un aspecto vintage a determinadas estancias.

No obstante, siempre que elegimos esta opción de suelos hay que tener en cuenta que existen productos específicos para el cuidado y tratamiento de los suelos de barro. Cada vez más, en la arquitectura moderna y el diseño de salas y salones en se utilizan mucho los suelos terracota con todos los colores y acabados disponibles.

Estilos y pautas de decoración con suelos de terracota:

A la hora de elegir las baldosas de barro para nuestro suelo, debemos tener en cuenta la uniformidad visual bajo nuestros pies, ya que una mala combinación puede echar a perder un magnífico resultado. Si ya dispones de un suelo con baldosas tde erracota y quieres cambiar el aspecto de tu estancia, por comodidad, es preferible cambiar los colores de las paredes, algunos materiales, muebles y tejidos para darle el aspecto que queramos a nuestro hogar.

En la actualidad, las tendencias decorativas han cambiado bastante, donde la combinación materiales y colores nos abren un abanico de oportunidades además de la posibilidad de mezclar estilos. En la inspiración e imaginación de cada uno está el límite, pero a continuación os mostramos unas pautas decorativas para la decoración de tus espacios con suelos de barro terracota:

Como hemos mencionado, los suelos de barro cocido se han utilizado tradicionalmente en el estilo rústico. Si optas por este estilo puedes utilizar paredes blancas, encaladas pero la de piedra o ladrillo va muy bien, muebles de madera maciza y tonos tierra. Las posibilidades son infinitas, pero en el estilo rustico a veces menos, es más.

Estilo rústico con suelos terracota

Para un estilo ibicenco o mediterráneo, podemos optar por paredes blancas o encaladas con tonos neutros, pudiéndole dar un toque de azul para romper la neutralidad y dar frescura. Se emplean materiales de madera natural a la vista y tejadillos de caña en cenadores o porches. Podemos utilizar tejidos naturales de lino y algodón de colores claros para dar serenidad, y estampados geométricos, étnicos o florales para darle un toque bohemio.

Estilo ibicenco con baldosas de terracota

Si queremos un estilo cottage inglés los colores que priman en las paredes son el blanco, el beige y los tonos pastel. El estilo es campestre, así que no pueden faltar los elementos naturales como flores naturales o estampados florales en combinación con tonos tierra. Los muebles de madera y los elementos de forja y cerámica también son muy utilizados en este estilo.

Estilo cottage inglés con suelos terracota

Si el estilo industrial es lo que te gusta, donde se imponen los espacios abiertos y zonas diáfanas procedentes de los lofts neoyorkinos, aquí te damos unas pistas decorativas: la paleta de colores más habitual en este estilo son los blancos y los negros, pasando por los grises, pero también marrón, beige, azul…

Los tonos oscuros y el color tierra conjugan muy bien. Los materiales de hormigón, ladrillo, combinados con muebles desgastados u oxidados de hierro, metal, forja madera sin tratar…  y textiles de cuero, así como elementos estructurales a la vista como vigas o tuberías.

Estilo industrial con ladrillos de terracota