Cómo mantener suelos de barro

15 julio, 2016

Solo un correcto mantenimiento del suelo de barro garantiza una protección total contra las manchas y evita la aparición de problemas futuros.

Visita la guía de mantenimiento de baldosas de barro oficial para productos de todobarro

Como hemos mencionado en post anteriores, este tipo de pavimentos necesitan ser limpiados y protegidos para evitar potenciales problemas en el futuro. Ahora bien, si el mantenimiento que se realiza es defectuoso o erróneo, incidirá directamente en la eficacia de la protección a medio y largo plazo.

Es decir, ninguna protección puede garantizar la no aparición de manchas si el mantenimiento de los suelos de barro es erróneo o descuidado. Te explicamos cómo mantener suelos de barro.

Un mantenimiento incorrecto, en algunos casos, podría producir manchas cuya eliminación total presentase mayor dificultad. Incluso podría suponer la imposibilidad de eliminarlas. Por ejemplo: dejar que se seque en la superficie el líquido derramado de una botella de Coca-Cola.

Sin un tratamiento de protección, la mancha se produciría de manera instantánea, siendo casi imposible su eliminación posterior, ya que la baldosa absorbería directamente todo el líquido (esto ocurre igualmente con cualquier tipo de pavimento de piedra como mármoles o pizarras).

1) Procedimiento para mantener suelos de barro

Esta fase en sí misma es muy sencilla. Tras una buena limpieza del suelo de barro con aspiradora o mopa humedecida, fregamos el suelo, bien diluyendo en un cubo con agua un vasito de producto para mantenimiento de suelos de barro todobarro, o bien con ceras nobles de origen vegetal.

Es importante subrayar que la fregona hay que pasarla de manera uniforme y bien escurrida, sin dejar charcos en la superficie. Posteriormente, dejamos secar el suelo al menos 20 minutos antes de pisarlo. La frecuencia de esta operación depende del uso que se le dé al pavimento, pero en circunstancias normales, es conveniente realizarla al menos una vez por semana.

2) Recomendaciones para un adecuado mantenimiento de los suelos de barro

  • Nunca utilizar detergentes, alcoholes, lejías ni amoniacos que alterarían los productos utilizados para el acabado.
  • Utilizar ceras nobles de origen vegetal, diluidas con agua, para la limpieza diaria mediante mopa o fregona ligeramente humedecida (en el caso de que no tengan producto de mantenimiento todobarro).
  • Se recomienda la utilización de topes o fieltros autoadhesivos para el mobiliario pesado que vaya a desplazarse sobre la superficie, con el fin de evitar potenciales ralladuras en el pavimento recién tratado. Evitar asimismo arrastrar enseres con gran peso que tengan protecciones de goma negra que pudieran dejar algún trazo de este color en el suelo. No obstante, en la gran mayoría de casos estas rayas se suprimen con un mantenimiento de limpieza estándar por parte del cliente.
  • No extender ningún tipo de superficie plástica durante un periodo amplio de tiempo (una piscina móvil, por ejemplo) sobre el suelo de barro, ya que impediría la transpiración necesaria para que se de la evaporación de humedades, con la posible aparición de salitres a medio plazo.
  • Eliminar el origen de cualquier fuente de humedad continuada, como filtraciones de agua por roturas de tubería, inexistencia de nivelación de superficie para evacuar agua, etc.
  • Evitar, en la medida de lo posible, que se sequen sobre la superficie del barro de manera reiterada y en abundancia líquidos como bebidas alcohólicas, aceites u orines de mascotas.
  • La protección minimiza la absorción de manchas. Sin la existencia del tratamiento de protección, la mancha se produciría de manera instantánea, siendo casi imposible su eliminación posterior (ya que la baldosa absorbería directamente todo el líquido), pero solo con un mantenimiento lógico y correcto se puede garantizar que tu suelo de barro no tenga ningún problema en el futuro.

3) Características del producto de mantenimiento

El producto de mantenimiento de todobarro está basado en ceras nobles de origen vegetal parcialmente modificadas, y contiene menos de un 5% de tensioactivos no iónicos que permiten la transpiración de este tipo de pavimentos.

Características:

  • Limpia de manera eficaz la suciedad habitual en todo tipo de suelos de barro y pavimentos rústicos de piedra, y es delicado con los tratamientos.
  • Restaura el posible desgaste del tratamiento por tránsito y ralladuras en interiores y exteriores.
  • Regenera el brillo inicial de los suelos tratados.
  • No resbala y evita que se marquen pisadas.
  • Hidrata el suelo evitando que tenga aspecto reseco.
  • No necesita aclarado, huele a limpio y es ecológico.
  • El intervalo recomendable de temperatura para su uso es de entre 35ºC y 5ºC.
Union Europea
Nansen Soluciones SL ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejora de competitividad y productividad de la empresa. Diciembre de 2020. Para ello ha contado con el apoyo del programa Ciberseguridad de la Cámara de Comercio de Màlaga.” Una manera de hacer Europa
LEBLUME. seleccionado en From Spain With Design 2020