1. tb.
  2. Blog
  3. La decoración y el Feng Shui. Los 5 elementos

La decoración y el Feng Shui. Los 5 elementos

Feng shui y naturaleza. Conoce algo más sobre el estilo "clean rustic" con 2000 años de modernidad

28 junio, 2016

Seguramente habréis oído hablar de los cinco elementos, son 5 maneras en las que semanifiesta la energía y dependiendo de cómo se mueva esa energía nos va a crear una sensación. Nos va a dar mucha energía para subir, para sentarnos, para relajarnos, concentrarnos o para sentirnos abrazados. Vamos a ver cómo funciona la energía en los elementos de madera, tierra, metal, fuego y agua, y qué es lo que logramos si tenemos muchos en nuestra casa.

Madera

Energía: Representa la energía cálida de la primavera. La energía en la madera funciona igual que en un árbol, del tronco a las ramas la energía sube y asciende y luego es como si nos recogiera en un abrazo. Una casa entera de madera es acogedora y te dan ganas de quedarte. Un poco de madera nos da la calidez que necesitamos pero en exceso, tanto abrazo acogedor nos acabaría ahogando. Un ejemplo de ello seria sumar estructura, paredes y suelos de madera. Las estructuras de madera vista, por ejemplo, te aportarán ese soporte natural capaz de adaptarse sus ocupantes y sosteniéndose con toda la fuerza de la naturaleza.

Elementos «madera»: Estructuras vistas, muebles, suelos, puertas y complementos de madera. Imágenes, cuadros y motivos florales. Formas alargadas y verticales de líneas rectas como un árbol. Tonos verdes y azules.

Consejo: Aumenta elemento madera cuando quieras empezar nuevos proyectos.

Tierra

Energía: Representa la energía estable del centro de la tierra. Terracota es “tierra cocida” Una casa de estilo rustico, tanto tradicional como actual “clean rustic”, debe tener algunos muros ladrillo de barro cocido o piedra. Ello nos transmite estabilidad porque la energía de la tierra se desliza en el plano y nos hace asentarnos. Revestimientos de piedra natural o suelos artesanales de barro constituirán el mejor comodín para dar estabilidad y sosiego al hogar. Si tenemos poco elemento tierra en casa vamos a sentir que la vida fluye demasiado deprisa y que todo se nos escapa, mientras que mayor cantidad de tierra nos va a dar la sensación de paz, que el tiempo se paraliza y nuestra vida se torna estable.

Elementos tierra: Formas rectangulares, cuadradas y líneas horizontales o superficies planas. Construcciones de piedra, ladrillo de barro, suelo rustico de barro manual o piedra natural y, naturalmente, tejas artesanales. Objetos de cerámica y terracota como complemento Cuadros de paisajes con llanuras de campos o del desierto. Tonos tierra con amarillos terrosos y ocres.

Consejo: Aumenta el elemento tierra cuando necesites estabilidad en épocas de cambio.

Agua

Energía: Representa la energía que transmite el invierno. El agua nos va a dar movimiento hace que todo fluya más rápido, nos da ese toque necesitamos de estímulo. Un poco de agua está bien pero en exceso parece que todo se nos escapa de las manos, como que no podemos controlar la vida y no tenemos anda asentado, nos daría inestabilidad. El agua canalizada desde fuentes de piedra natural o tejados de barro artesanal nos dará esa fluidez controlada. Ejemplos admirados durante siglos son los exteriores y patios islámicos o el jardín japonés. El agua conducida o almacenada en materiales naturales como la terracota o la piedra natural combina la movilidad quietud con el equilibrio del yin y el yan.

Elementos «agua»: Todos los elementos que contengan agua que circule (fuentes, estanques…), superficies reflectantes como cristales o espejos y todo lo que sea brillante. Formas redondeadas, orgánicas y amorfas. Tonos oscuros brillantes como negro, o azul marino.

Consejo: Incrementa el elemento agua cuando te sientas bloqueado y necesites un cambio y quieras que en la vida pase algo.

Metal

Energía: Representa la energía del otoño. El metal concentra la energía, hace que miremos hacia un punto, nos ayuda a fijar nuestra atención en algo. Demasiado metal nos puede volver demasiado fríos, no nos da tranquilidad ni seguridad, incluso puede parecer que nos están observando. Resulta el “condimento” cuya ausencia echaremos de menos y cuyo exceso resulta bastante peor.

Elementos «metal»: Todos los metales (plata, oro, aluminio, hierro, cobre…) cristales naturales, minerales y rocas de granito. Superficies irregulares y cuadros de olas y nubes. Tono blanco polar.

Consejo: Incrementa el metal cuando necesites concentración, disciplina y liderazgo. Cuidado en los ambientes domésticos.

Fuego

Energía: Representa la energía vitalista del verano que transmite fuerza y comunicación. El fuego lo que hace es subir y estimular la energía hacia arriba. Un poco de fuego nos va a dar el toque que necesitamos para nuestra vida social, para estar animados con ganas de vivir, de hablar y de salir. Favorable en las áreas de mayor actividad de la casa pero separado de las de descanso. El suelo de barro artesanal, el ladrillo rustico y la piedra natural serían los marcos perfectos para elementos de fuego. No en vano, el “hogar” tradicional responde a ese esquema de modo literal. Mucho elemento fuego nos volvería irascibles y  acabaríamos excitados, enfadados.

Elementos «fuego»: Las luces (la luz natural del sol o artificial de velas y lámparas). Cuadros, figuras o imágenes de paisajes con luz o animales. Complementos de piel y tejidos como la piel o la lana. Formas de triángulo, pirámide o de cono. Tonos rojos.

Consejo: Pon más fuego cuando necesites trabajar la expresividad.

Vamos a encontrar el equilibrio juntando los 5 elementos en cada estancia de la casa, nada en exceso sino en la justa medida. Coge una hoja y apunta los elementos que tienes en casa para hacer un balance de tu hogar. Vais a descubrir muchas cosas de vosotros y de lo que puede fallar. Si no nos sentimos bien en casa puede que tengamos en exceso algún elemento. Por ejemplo, si estamos deprimidos puede que tengamos mucho elemento agua, si nos sentimos ahogados o agobiados, estancados, sin trabajo o con una vida monótona igual tenemos demasiada tierra, si estamos hartos o tenemos un ambiente frío en casa podemos tener exceso de metal o si estamos sobreexcitados de fuego… Recuerda que el secreto de decoración feng shui para un hogar tranquilo está en la dosis.

Subir