Una gran pared de barro para La Sartén de la Abuela

Llenamos una pared de barro con formatos variados de nuestras baldosas de barro artesanales en el restaurante La Sartén de la Abuela

El centro comercial Plaza Mayor de Málaga es uno de los puntos de ocio favoritos de los malagueños y de los turistas que recibe la ciudad durante todo el año. Entre su gran oferta de tiendas, cine y restaurantes se encuentra La Sartén de la Abuela, un local donde disfrutar de la mejor gastronomía mediterránea en una atmósfera de diseño actual y moderno que cubre dos plantas. Es uno de los proyectos que más hemos disfrutado al cubrir una gran pared de barro en su totalidad con la que nos topamos al subir las escaleras.

Este gran trabajo de interiorismo ha sido llevado a cabo por Capella Estudio, quienes contaron con nuestras baldosas de barro artesanales en diferentes formatos y tamaños. Con ellas se cubrió una de las superficies con mayor altura con resultados espectaculares.

Comida tradicional en un ambiente contemporáneo

La Sartén de la Abuela es a día de hoy una de las opciones más interesantes en la hostelería malagueña. En su suculenta carta se ofrecen variedad de platos tradicionales con una presentación innovadora que recuerda a la alta cocina. Desde el pulpo a la brasa pasando por el cordero con patatas o los calamares fritos, todas las recetas están elaboradas de manera casera, tal y como las prepararía tu abuela.

Este contraste entre platos típicos mediterráneos y una presentación cuidada de ellos encuentra su marco perfecto en una decoración minimalista y elegante. Cada detalle de este proyecto de interiorismo hacen de este local uno de esos sitios en los que apetece sentarse y disfrutar de la atmósfera sin prisas. Detrás de este concepto se encuentra Carlos Capella, quien consigue poner en valor la carta de platos a partir de una cuidada selección de elementos decorativos.

El restaurante destaca por una predominancia de colores neutros como el beige y el gris claro en contraste con el negro. El local está apoyado en un gran ventanal que permite aprovechar la luz exterior al máximo. Destacan mesas asimétricas, sillas y barra de madera, una decoración basada en las formas geométricas y detalles orgánicos como las fibras en color esparto de lamparas y apliques de techo que potencian el llamativo verde de las plantas de interior que decoran la estancia con un jardín vertical admirable.

Una pared de barro a medida

Entre estos elementos con reminiscencias naturales es protagonista el barro cocido. Para cubrir la alta pared de barro con nuestras baldosas, Carlos Capella apostó por diferentes formatos en tonalidad pizarra. Entre ellos se encuentran: el Cuadrado 10 y 20, el Rectángulo 20×10, 30×10, 40×10, 30×20 y 40×20 y el Triángulo 20. La disposición de las piezas se ha aplicado utilizando franjas anchas con cada formato, creando una especie de collage lleno de matices interesantes.

Además, en la pared donde el jardín vertical es protagonista y en una de las zonas del suelo, también se emplearon las baldosas, de nuevo en tono pizarra. Triángulos para la pared y rectángulos de gran formato para el suelo de la segunda planta.

Capella Estudios, interiorismo en estado puro

Los proyectos que se llevan a cabo desde Capella Estudio destacan por contar con un mismo hilo conductor, desde la identidad de la marca hasta la decoración del espacio en sí. Carlos, interiorista y diseñador multipremiado, escucha a sus clientes y los asesora para conseguir junto a ellos sacar el máximo partido a sus negocios.

Carlos demuestra su pasión por la arquitectura y el interiorismo en cada detalle. Sin duda, esa es la clave de su éxito. Estamos encantados de tenerlo como partner.