Todobarro Todobarro Todobarro

  1. tb.
  2. Blog
  3. Renders: los píxeles de la artesanía

Renders: los píxeles de la artesanía

Todo lo que la tecnología digital puede hacer hoy por un producto artesanal y tradicional. Los renders en la arquitectura del siglo XXI.

18 junio, 2020

De un lado la tradición, el trabajo manual, la materia prima, la técnica, lo personal. De otro, la vanguardia, el progreso, la tecnología, lo intangible. ¿Queda espacio para la artesanía en un siglo marcado por la inmediatez y el avance digital? La experiencia nos dice que ambos conceptos no solo pueden coexistir, sino que, además, se complementan y se enriquecen mutuamente con recursos tan útiles como los renders fotorrealistas.

La renderización: el arte de previsualizar

Desde hace un tiempo en Todobarro contamos con el arquitecto y diseñador de interiores José Bravo para la creación de renders 3D de nuestros suelos de barro artesanales. Se trata de imágenes digitales creadas a partir softwares dinámicos de modelado que permiten visualizar el producto instalado y en armonía con otros elementos decorativos dentro de un espacio y bajo unos criterios de diseño. Es decir, proporcionan una vista previa de la idea antes de ejecutarla físicamente.

Esta tecnología permite pasar de lo conceptual a lo hiperrealista. El render se somete a diferentes procesos como el texturizado de materiales, la exposición a diferentes fuentes de luz simuladas, naturales o artificiales; se tiene muy en cuenta la distribución del espacio y se hace uso de técnicas fotográficas que acerquen al máximo la imagen a la realidad. Tanto es así que es difícil adivinar si los renders fotorrealistas de José Bravo son imágenes creadas con ordenador o fotografías de un lugar físico y tangible.

Ventajas de utilizar renders

Los beneficios de aplicar esta tecnología son numerosos. Para José Bravo no cabe duda de que la principal ventaja es la posibilidad de mostrar al cliente cómo va a quedar su espacio antes de llevar a cabo la instalación. Por supuesto el cliente también contará con muestras reales de las baldosas que haya seleccionado; no hay nada como tocar cada pieza, comprobar su textura y admirar la tonalidad. Esto es esencial. Pero si, además, existe la posibilidad de previsualizar cómo será el acabado y ver el material colocado de manera realista, la experiencia de compra y la confianza del cliente se elevan muy por encima de la media.

Otra ventaja importante es que con los renders podemos ver el barro en contraste con otros materiales y elementos del proyecto, como pueden ser la carpintería, el mobiliario o la decoración. El material se pone en valor no solo proporcionándolo en escala, sino contrastándolo también con materiales que sabemos que lo realzan, como ocurre con la madera. También podemos comprobar el efecto del suelo o la pared según la luz. Las baldosas o azulejos se pueden visualizar con diferentes sets de iluminación (luz diurna, de noche, con luz directa, en sombra…) las posibilidades son infinitas.

Esta tecnología resulta eficiente a la hora de contemplar cambios no previstos en el proyecto, proceso que suelen ser lento y costoso si se realiza físicamente. Contando con renders, si el cliente varía su parecer y quiere hacer algún cambio de tonalidad o de formato, puede previsualizarlo de manera casi instantánea. Basta con introducir los cambios en el software.

Esta facilidad también es una ventaja a la hora de personalizar el producto. No solo para el cliente, sino también para nosotros como empresa productora. Podemos ejecutar todos los cambios que estimemos oportunos sin necesidad de producir tiradas de muestras diferentes para hacernos una idea muy precisa del resultado. No tener que producir el elemento para poder visualizarlo simplifica y acelera el proceso, ahorra costes y hace que el producto sea más competitivo.

jBRAVOstudio y Todobarro: un caso de simbiosis

José Bravo conoció a Todobarro a través de nuestro perfil de Instagram. No solo le llamó la atención el material en sí y el diseño que nos caracteriza, también fue importante para él el hecho de que, como su estudio de arquitectura, seamos una empresa malagueña y que nuestra producción sea local y sostenible, parámetros que casan con su propia filosofía.

«Agua, luz, tierra y vegetación. Esos son los ingredientes que nos da la Tierra. Mi papel como arquitecto es tomar esos ingredientes, reordenarlos, modificarlos ligeramente y convertirlos en espacios funcionales, cómodos y agradables. Y si puedo, que emocionen.»
José Bravo, arquitecto y diseñador de interiores.

 

El meticuloso trabajo de Bravo destaca por el uso de materiales orgánicos, ecológicos y sostenibles. Lo natural es su sello de identidad y sus composiciones, que se pueden ver fácilmente en sus redes sociales, son pura inspiración. A través de ellas transmite calma, orden y atmósferas que, con la iluminación adecuada y las texturas pertinentes, casi resultan oníricas.

El barro cocido es un material natural, funcional y tradicional con infinitas posibilidades para el diseño. Según nos contó el arquitecto, el hecho de nuestro proceso de catalogación destaque por fotografías de nuestras baldosas en alta calidad con diseños geométricos, bien iluminadas y en plano cenital facilita el proceso digital de creación de renders. Cuanto más homogéneos sean los datos que se introducen en el software, mejor los interpreta la herramienta y más precisos y realistas son los resultados.

En ese sentido, Bravo vio clara la colaboración con Todobarro. Por nuestra parte, estamos encantados de digitalizar nuestros productos y poder ofrecer a nuestros clientes todas las opciones que proporciona la tecnología digital. En definitiva, de disfrutar del arte y de la artesanía desde otra experiencia.

(Todas las imágenes que ilustran este artículo son renders hiperrealistas creados por jBRAVOstudio en colaboración con Todobarro).

Subir