Todobarro Todobarro Todobarro

  1. tb.
  2. Blog
  3. Materiales sostenibles, arquitectura y casas ecológicas

Materiales sostenibles, arquitectura y casas ecológicas

La utilización de materiales sostenibles implica un firme compromiso ecológico, pero también que una nueva forma de relacionarnos con los lugares que habitamos es posible.

15 junio, 2020

Hubo un tiempo en el que el hormigón y el acero no eran los principales materiales de referencia para la industria de la construcción. Mucho antes de su aparición las casas y los edificios se construían con productos naturales como la madera, el barro o la piedra. Estos materiales sostenibles, al estar disponibles localmente, garantizaban que la producción también fuese sostenible, entre otras cosas, porque no necesitaban ser trasladados desde ningún otro sitio.

Sin embargo, durante el siglo XX se han priorizado materiales de construcción que sí requieren importación y que son transportados a grandes distancias lo que, además de resultar altamente costoso, también es dañino para el medio ambiente.

«El desarrollo es sostenible cuando satisface las necesidades de la presente generación sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para que satisfagan sus propias necesidades»Gro Harlem Bruntland

 

Los impactos ambientales de la construcción arrojan datos escalofriantes. Por mencionar algunos ejemplos, según el WBCSD (Consejo Empresarial Mundial por el Desarrollo Sostenible), la industria del hormigón es responsable de producir el 5% de las emisiones de CO2 artificiales en todo el mundo. Además, se estima que entre el 40% y el 50% del total de emisiones tienen su origen en la construcción y en el uso de los edificios. Por otra parte, la cantidad de energía empleada en la fabricación de los materiales para la construcción de una vivienda puede ascender, aproximadamente, a un tercio del consumo energético de una familia durante un periodo de 50 años. Por último, los residuos que derivan de esta actividad superan la tonelada anual por habitante.

Afortunadamente nos encontramos ante un cambio de paradigma y la conciencia verde está abriéndose paso en el sector. Cada vez más constructores y estudios de arquitectura piensan nuevas maneras de desempeñar su valiosa y necesaria tarea desde el punto de vista de la eficiencia energética y la sostenibilidad.

Eco-arquitectura: entre la naturaleza y la tecnología

Entre los años 60 y 70 surgió el concepto de construcción ecológica y se habló por primera vez de arquitectura sostenible. Esta disciplina se encuentra en el umbral de una nueva etapa de evolución del sector marcada por los avances tecnológicos, el desarrollo de nuevos materiales sostenibles o la recuperación de otros que han estado en desuso.

El objetivo de la arquitectura ecológica es preservar y complementar los elementos naturales dentro de un entorno urbano. Para ello se diseñan, se construyen o se reforman edificaciones con la intención de limitar su impacto ambiental y lograr la eficiencia energética. A su vez, pretende proporcionar un beneficio a la salud de los seres humanos al mismo tiempo que se mejora la habitabilidad. Esta visión holística de la arquitectura sostenible se ve respaldada por un contexto social favorable en el que las personas nos hemos vuelto mucho más conscientes del cambio climático y buscamos medios para combatir sus efectos.

Este cambio cualitativo no es posible sin tener en cuenta parámetros como la elección de los materiales de construcción apropiados, así como su reutilización y reciclaje; además del uso de fuentes de energía alternativas y factores ambientales como la orientación y el clima. Los materiales sostenibles, que cuentan con un procesamiento mínimo y tienen un menor impacto en las personas y el medio ambiente, son protagonistas durante todo el proceso.

Madera, barro cocido, corcho aglomerado,  hormigón fabricado con áridos reciclados, fibras de celulosa de papel reciclado, pinturas ecológicas, piedra, pizarra… La arquitectura sostenible no se puede contemplar sin este tipo de recursos.

Materiales sostenibles en la Primera Muestra de la Casa Ecológica

Hace un año, concretamente los días 6, 7 y 8 de junio de 2019, tuvo lugar la Primera Muestra de la Casa Ecológica en la Central de Diseño, ubicada en el Matadero de Madrid; un evento de innovación urbana sostenible muy esperado por los profesionales del sector.

Los asistentes pudieron conocer los pasos necesarios para rehabilitar una vivienda con criterios ecosociales gracias a numerosas actividades divulgativas en forma de talleres, proyecciones y tertulias. Además, 30 entidades expositoras relacionadas con los materiales sostenibles, las energías renovables y el ecourbanismo mostraron sus productos y servicios para dar visibilidad a una alternativa real y tangible.

Alejandra Calabrese y Julio Muñoz Lorca, fundadores de Sucursal Urbana (un estudio de arquitectura e interiorismo cuya filosofía se basa en la bioconstrucción), nos invitaron a compartir stand con ellos después de conocer de primera mano nuestro trabajo e incorporarlo en uno de sus proyectos. Gracias a esta invitación tuvimos la oportunidad de exponer nuestras baldosas y azulejos de barro artesanales para darlos a conocer en un contexto en el que encajaban a la perfección debido a la propia naturaleza sostenible del producto.

A pesar de contar con una sola edición celebrada y ver la segunda truncada por la crisis sanitaria del Covid-19, la Muestra nace con la intención de convertirse en el punto de referencia de la bioconstrucción en España. Su objetivo es acercar soluciones realistas a la ciudadanía para mejorar la eficiencia y salud en nuestras viviendas y lugares de trabajo. Está ideada para que familias, comunidades, administradores de fincas y profesionales consideren la importancia de cuidar el hogar y la salud a través de casas eficientes y respetuosas con el medio ambiente.

Confiamos en que, si este año no es posible, el 2021 se pueda celebrar una esperada segunda edición. Hoy el reto es ser eficientes; ahorrar y producir energía de manera natural, ser responsables utilizando materiales sostenibles basándonos en una ética social, colaborando con profesionales comprometidos con el bien ecológico común y dando la oportunidad de hacerlo aún mejor a las siguientes generaciones.

Subir