Baldosas antiguas: en busca de la autenticidad

4 agosto, 2020

Algunos de nosotros podemos recordar fácilmente aquellas baldosas antiguas de las casas tradicionales de nuestra infancia. En todobarro nos inspiramos en ellas y las revisitamos con nuevos diseños.

El pasado es tendencia. Llama la atención que en esta era marcada por la tecnología y la inmediatez, nos apuntemos a cursos para restaurar los muebles de nuestras abuelas, apreciemos las baldosas antiguas cuando nos topamos con ellas en pisos de alquiler, busquemos ropa vintage en tiendas de segunda mano o disfrutemos de series ambientadas en los años 80.

¿Por qué ese interés en los objetos de otras épocas? ¿De dónde nos viene esa nostalgia? Francisco Mora, autor de Cuando el cerebro juega con las ideas (Alianza Ensayo) explica que, precisamente por la celeridad de habitar un mundo electrónico y virtualizado en el que vemos el entorno y a las personas a través de pantallas, nuestro cerebro nos impulsa a una mirada retrospectiva que nos hace sentirnos vivos, protegidos y seguros.

Por otra parte, la psicóloga Montserrat Celdrán también hace hincapié en la necesidad de “mirar atrás y coger referentes” para llegar a construir una identidad futura. Estar en contacto con materiales tradicionales que conservan el aura de épocas pasadas nos ayuda, en definitiva, a generar una sensación de pertenencia. Alimentamos con ello nuestras raíces y nos proyectamos desde ellas hacia el exterior.

El placer de caminar sobre baldosas antiguas

Con el tacto ocurre como con el olfato. Las sensaciones que experimentamos una vez quedan almacenadas en algún lugar de nuestro hipocampo, esperando un detonante que vuelva a sacarlas a la luz. Esto pasa, por ejemplo, al caminar descalzos sobre el suave pavimento de barro. La sensación fresca y la textura de las baldosas pueden transportarnos fácilmente a los veranos de la infancia en la casa familiar.

El suelo es uno de los aspectos más importantes de una vivienda. Muchas personas, de hecho, buscan conservar los suelos originales cuando adquieren alguna edificación antigua, aunque no siempre es posible. Tampoco es fácil encontrar baldosas antiguas en buen estado con las que recrear esta sensación tan placentera y que, de paso, se adapten a las expectativas que tengamos en cuanto a decoración y el estilo.

Lo que sí es posible es imitar la textura y la sensación de tener baldosas antiguas. Podemos conseguir un acabado exactamente igual que el de un suelo de décadas a partir del mismo material: el barro cocido en horno de fuego. Lo conseguimos con nuestra textura Antique.

Textura Antique: el pasado en una fórmula

La investigación de todos estos años sobre el barro y sus posibilidades nos ha hecho centrarnos en aspectos como la geometría, los colores naturales y, por supuesto, la textura de nuestras baldosas y azulejos. Uno de los rasgos más característicos de nuestro producto es, además de su naturaleza artesanal, que logra transmitir la peculiar belleza de los pavimentos desgastados por el paso del tiempo.

Lo conseguimos a través de destonificaciones cromáticas, zonas quemadas, debidas a la cocción del material, así como oquedades e imperfecciones fruto del trabajo manual con el barro. Estas imperfecciones se potencian al someter cada pieza a un proceso de envejecido controlado que desgasta y suaviza las superficies. De esta manera las baldosas quedan sedosas al tacto, como si llevasen décadas instaladas.

Se trata, en definitiva de crear un suelo antiguo pero nuevo. El barro, el fuego, el trabajo manual y la tradición son la base de nuestro trabajo y, sin lugar a dudas, es algo que nuestros pavimentos conservan en común con las baldosas antiguas. Por otra parte, el diseño vanguardista y la combinación de formatos proporcionan otra mirada.

Una revisión de la tradición hecha desde el respeto; una vuelta al pasado con el que anhelamos identificarnos sin renunciar al diseño del futuro.

Union Europea
Nansen Soluciones SL ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejora de competitividad y productividad de la empresa. Diciembre de 2020. Para ello ha contado con el apoyo del programa Ciberseguridad de la Cámara de Comercio de Màlaga.” Una manera de hacer Europa