¿Para qué sirve el ecodiseño?

18 enero, 2021

Dejar de lado el aspecto ambiental en los medios de producción dejó de ser una opción hace tiempo, por eso el ecodiseño es la única apuesta segura

El ecodiseño, como su nombre indica, consiste en la integración total del factor medioambiental en el proceso de diseño, producción, postproducción de un producto. Se trata de ver la sostenibilidad de un producto desde su concepción hasta su instalación y su uso.

En el año 2005, los académicos suecos Conrad Luttrop y Jessica Lagerstedt publicaron un decálogo de normas de oro del ecodiseño. En dicho decálogo se puede ver claramente que la intención del ecodiseño no es solo minimizar el impacto medioambiental, sino aprovechar los recursos que las propias características del producto ofrecen de cara a la sostenibilidad.

Vamos a ver las diez reglas propuestas por Luttrop y Lagerstedt, y cómo en todobarro adaptamos nuestras técnicas y mecanismos de producción estos preceptos.

Las diez reglas de oro del ecodiseño

  1. Evitar la toxicidad. Nuestros productos no contienen en su acabado ninguna sustancia tóxica. En caso de que fuese necesario usar algún químico para el acabado de algún producto, mantenemos ciclos de uso cerrados.
  2. Minimizar el consumo de energía en la gestión interna. Aplicamos la mayor eficiencia posible en todos los procesos periféricos sin externalizarlos.
  3. Aprovechar las posibilidades estructurales. Sin comprometer la funcionalidad, aprovechamos la estructura intrínseca de los materiales que manejamos en nuestros procesos de producción.
  4. Consumo en la vida útil. Es importante minimizar el consumo de energía y recursos durante la vida útil del producto. Las exigencias de mantenimiento de nuestros suelos de barro, si se cuidan adecuadamente, son mínimas.
  5. Servicio al cliente. En todobarro ofrecemos un servicio integral de instalación, mantenimiento y reparación. También educamos a nuestros clientes acerca de las mejores técnicas de mantenimiento doméstico de los productos que compran.
  6. Productos de vida larga. Si por algo se caracterizan los suelos de barro es por su durabilidad. Cuanto más larga sea la vida de un producto, menor será el nivel de contaminación que genera su producción, ya que cada cliente solo tiene que comprar el producto una vez.
  7. Materiales y acabados de calidad. A colación con lo anterior, para alargar la vida de un producto es necesario que este esté hecho con materiales de calidad.
  8. Identificación. Para ayudar a los clientes a identificar las necesidades y métodos de reparación y reciclaje, les enseñamos cómo cuidar de sus suelos y azulejos de barro de la mejor manera. También ofrecemos nuestro propio servicio de mantenimiento, reparación e instalación.
  9. Higiene material. Esta regla dicta que se debe hacer un «uso de un número bajo de materiales distintos, procurando que estos sean sencillos, reciclados y no se mezclen». Cualquiera que conozca lo que hacemos en todobarro sabrá que cumplimos de sobra.
  10. Utilizar el mínimo de elementos de unión. Nuestro sistema de ensamblado sigue siendo el mismo que se ha usado durante siglos.

Una estrategia integral

La crisis climática de la que la comunidad científica lleva alertando desde los años 70 ha sido precipitada, en gran medida, por un modelo de producción insostenible. La comercialización de productos con una vida útil corta ha sido la norma desde mediados del siglo XX. Esto provoca, inevitablemente, que los consumidores tienen que comprar una y otra vez el mismo producto cuando este se gasta o rompe sin opción a repararlo. El uso de materiales baratos, la producción en masa y la externalización de servicios son prácticas habituales.

El ecodiseño comprende una visión holística de los productos que no sólo se limita a los materiales, sino a todo el proceso. Desde el punto de vista medioambiental, poco le sirve a una empresa usar materiales reciclados si después el tratamiento de dichos materiales genera tanta contaminación como lo haría la extracción de la materia prima.

El mismo principio se puede aplicar al origen de un producto: la sostenibilidad es una falacia cuando, por muy eco que sean los materiales, vienen de la otra punta del mundo y han tenido que ser desplazados en barco o camiones que consumen miles de litros de petróleo y generan toneladas de CO2. Por eso, nosotros nos aseguramos de realizar todos nuestros procesos a nivel local.

Para un compromiso real

La durabilidad de nuestros suelos y azulejería, el sistema de ensamblado e instalación y nuestros métodos de producción cumplen con las normas de ecodiseño. Reutilizamos todos los materiales y herramientas que entran en contacto con nuestras baldosas y azulejos: desde los moldes para nuestras baldosas, realizados con materiales biodegradables, hasta nuestro embalaje. Hemos desechado el embalaje plástico, y usamos pallets retornables que recogemos y reutilizamos una vez instalado el producto en su localización definitiva.

En todobarro utilizamos técnicas y métodos que se llevan utilizando desde hace siglos. Nuestro biocombustible supone la reutilización de biomateriales desechados de la agricultura malagueña, y nuestra producción es a demanda. Utilizamos un proceso integral que respeta las buenas prácticas de ecodiseño sin renunciar a la calidad estética.

El ecodiseño es uno de los pocos caminos viables a largo plazo

Un planeta con siete billones de habitantes necesita producir para cubrir las necesidades de estos. Vivimos en un mundo globalizado en el que unos hacemos cosas para otros, pero, en el medio y largo plazo, la única alternativa viable será el ecodiseño.

Las empresas y compañías tendrán que encontrar la forma de diseñar, manufacturar e instalar sus productos causando un impacto medioambiental mínimo. Esto significará el abandono progresivo de materiales baratos pero contaminantes, como el plástico, y la replanificación de los medios de producción.

A pesar de que el ecodiseño nació como más como una tendencia que como una intención, cada vez tenemos más claro que ya no es una opción sino una necesidad. La cuestión está en cuánto tiempo tardaremos en darnos cuenta de forma colectiva.

Por nuestra parte, seguiremos refinando nuestros procesos y revisando nuestras técnicas para optimizar la sostenibilidad lo máximo posible. Los consumidores, por su parte, siempre tendrán la opción de elegir aquellas iniciativas que tengan un compromiso demostrable con la salud de nuestro medio ambiente.

En este sentido, supone un problema la publicidad engañosa, llamada greenwashing, que algunas empresas multinacionales practican para atraer clientes concienciados con el activismo climático. Por ejemplo, desde hace unos años se empezó a publicitar el uso de biocombustible de parte de compañías que usan aceite de palma. En realidad, la obtención de este aceite conlleva a la deforestación de las selvas en países productores como Indonesia, que está viendo una merma sin frenos de su biodiversidad.

Union Europea
Nansen Soluciones SL ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejora de competitividad y productividad de la empresa. Diciembre de 2020. Para ello ha contado con el apoyo del programa Ciberseguridad de la Cámara de Comercio de Màlaga.” Una manera de hacer Europa
LEBLUME. seleccionado en From Spain With Design 2020