Entrevista a Enrique Salvo Tierra: «El modelo de empresa sostenible de todobarro es el paradigma a seguir»

Hablamos sobre sostenibilidad con el profesor de Botánica de la UMA, director del modelo experimental de nuestra isla de biodiversidad alboránica

En nuestro compromiso con el medio ambiente y como empresa sostenible, nos hemos puesto en manos de expertos que nos asesoren acerca de qué podemos hacer para cumplir con nuestra parte en la responsabilidad ambiental. En este caso, hablamos con uno de nuestros asesores: Enrique Salvo Tierra.

El Doctor Salvo Tierra es, desde hace cuarenta años, profesor de Botánica en la Universidad de Málaga, donde obtuvo el grado de Doctor. Ha publicado una decena de títulos relacionados con temas ambientales y es un nombre común en las revistas especializadas. Salvo Tierra ha trabajado en la empresa pública, en la privada y en la política. Ha recibido los debidos reconocimientos a su trabajo tanto dentro como fuera de nuestras fronteras verdiblancas.

Uno de nuestros referentes para ser empresa sostenible

Desde hace más de diez años, dedica su trabajo de investigación a la incidencia que la crisis climática tiene sobre la flora y vegetación, y busca cómo mitigar tales efectos a través de las Soluciones Basadas en la Naturaleza y Infraestructuras Verdes.

Justamente acerca de eso queríamos preguntarle desde todobarro. Y es que la firma del doctor Salvo Tierra se encuentra al pie de la investigación que dio vida al modelo de nuestra isla de biodiversidad alboránica. Hablamos con él para conocer más sobre la semilla de este proyecto y así hacernos una idea de hasta dónde pueden llegar las ramas del árbol.

Entrevista a Enrique Salvo Tierra

Pregunta: Yendo directamente al grano respecto al proyecto de la isla de biodiversidad alboránica, llama la atención el propio nombre del modelo. ¿Por qué isla de biodiversidad alboránica? ¿Cuál es la importancia de usar especies autóctonas en un proyecto como este?

Respuesta: Las especies autóctonas son aquellas propias de nuestro territorio. Este es un entorno marcado por unas condiciones bioclimáticas casi exclusivas en el planeta: dentro de tener cuatro estaciones, tenemos un periodo seco y cálido al que denominamos verano, y luego tenemos ausencia de heladas en invierno. En esa serie de condiciones crecen una serie de vegetales (plantas) que van a tener unos requerimientos muy similares a los de la especie humana. Por tanto, lo que se intenta precisamente con esta isla de biodiversidad alboránica es generar soluciones basadas en la naturaleza de cara al futuro que se nos plantea marcado por el cambio climático.

En ese sentido, están las llamadas fórmulas de mitigación y fórmulas de adaptación. En este caso, lo que se plantea es casi combinar ambas fórmulas. Tanto porque las plantas que se han elegido para constituir la isla van a ser capaces de absorber una gran cantidad de gases de efecto invernadero, como por generar un ambiente en donde ambientar la biodiversidad, además de otros servicios ecosistémicos.

La importancia estriba en que, hasta ahora, en estas fórmulas de mitigación se llevaban a cabo grandes repoblaciones forestales monoespecíficas. Por ejemplo: en los montes de Málaga se plantaron extensas superficies de pino. Está demostrado que alcanzar una determinada madurez en esas poblaciones forestales para proveer servicios ecosistémicos lleva mucho tiempo.

Esta isla de biodiversidad alboránica está basada, precisamente, en el propio análisis de cómo se estructura la flora y vegetación de nuestro entorno

Esta isla de biodiversidad alboránica está basada, precisamente, en el propio análisis de cómo se estructura la flora y vegetación de nuestro entorno. En el bosque, el árbol no puede vivir sin el arbusto, y el arbusto no puede vivir sin las matas. La idea de esta isla es llevar a cabo una re-vegetación de entornos impactados por actividad antrópica, y de esa manera recuperar esta vegetación autóctona tan importante para nosotros.

En Japón han llevado a cabo un modelo similar donde el éxito en los resultados ha sido extraordinario, hasta el punto en que se ha puesto de moda lo que se conoce como “bosques domésticos”. Las personas que tienen una cierta extensión de terreno en sus viviendas juegan con este modelo, donde participan catorce o quince especies de plantas autóctonas que llevan rápidamente a que se genere un ecosistema rico en diversidad de especie de aves, insectos, etc., hoy imprescindibles para el futuro de nuestro planeta.

Pregunta: Hablando de actividad humana en entornos industriales, en los últimos años hemos visto cómo muchas compañías se autodenominan “empresa sostenible” sin realmente serlo. Este proyecto parece ser un paso importante para resolver el problema de la falsa sostenibilidad. ¿Cree usted que este tipo de iniciativas se llegará a convertir alguna vez en práctica habitual de entornos industriales?

Respuesta: Desde que conocí todobarro me sorprendió la capacidad de iniciativa y emprendimiento, en especial donde se vincula tradición e innovación. Conscientes o no, estaban implementando ideas muy vinculadas al concepto de Soluciones Basadas en la Naturaleza. Creo que, con ello, en todobarro se pone de manifiesto que en un entorno industrial donde hay un fuerte impacto de actividad, llevar a cabo este tipo de iniciativas sostenibles constituye todo un paradigma a seguir por otras empresas.

Estoy convencido de que la expansión del modelo de empresa sostenible de tb. va a tener un gran éxito

Estoy convencido de que la expansión del modelo de empresa sostenible de tb. y su isla de biodiversidad alboránica va a tener un gran éxito. Como bien decías, hoy se quiere revestir todo de sostenible, y a veces las cosas se quedan en meras anécdotas cuando la urgencia de llevar a cabo iniciativas es cada vez mayor. Nos enfrentamos a una crisis climática muy acelerada: demasiado como para que la naturaleza sea capaz de absorber todos los residuos de la actividad humana.

Nos jugamos un aumento muy elevado de las temperaturas, que nos va a llevar a olas de calor más grandes y de mayor duración. Esto tendrá impacto sobre todo el ecosistema, pero especialmente sobre la especie humana. Hablamos de fatigas, disminución de la producción, impacto en la salud y el confort… Hasta el 2050, las precipitaciones van a ser de idéntico volumen, pero se van a producir cada vez en intervalos más cortos. Eso significa que las lluvias van a ser cada vez más torrenciales, que acarrean material de los montes y los valles, poniendo en peligro asentamientos humanos, pueblos y ciudades. A esto hay que sumarle la subida del nivel del mar y de las inundaciones.

La Ley de Cambio Climático, de aprobarse, creo que asienta una serie de hitos que deben de producirse y que ahí hay una responsabilidad directa por parte de la industria. Especialmente desde aquellas que quieren realizar una transición no solo hacia el mundo digital sino hacia el medio ambiente.

Llevar a cabo este tipo de iniciativas sostenibles constituye todo un paradigma a seguir por otras empresas

Pregunta: Una de las expectativas respecto al proyecto es terminar creando un cinturón verde industrial. ¿Qué función debería cumplir dicho Cinturón?

Respuesta: Los Cinturones Verdes entran dentro del concepto de lo que se denominan infraestructuras verdes, que en este momento la Unión Europea (especialmente desde la Dirección General de Medio Ambiente) está impulsando. De hecho, tenemos un gran Cinturón Verde Europeo, que va desde Escandinavia hasta Grecia. Otro que es la Gran Muralla Verde china, el Cinturón Subsahariano, en África… Desde aquí estamos peleando por un Cinturón Verde Mediterráneo y un Cinturón Verde alboránico. La fortaleza de la idea de tb. es llevar esos Cinturones Verdes al entorno desde donde se producen las emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Qué función tienen esos cinturones verdes? En la adaptación al cambio climático, aprovechar todos los servicios ecosistémicos que nos provee la naturaleza, como son el secuestro de CO2, o el aumento de la biodiversidad, o la retención de suelo, que en las capas más superficiales se pierde si no hay vegetación que lo contenga. También el aumento de oxígeno, la retención del polvo en suspensión que tantas alergias produce… El concepto que está implementando tb., en ese sentido, es de un altísimo valor y un altísimo interés.

La fortaleza de la idea de tb. es llevar esos Cinturones Verdes al entorno desde donde se producen las emisiones de gases de efecto invernadero

Pregunta: En la Guía para la Aplicación de Soluciones Basadas en la Naturaleza en la Provincia de Málaga, se introduce el epígrafe de la isla de biodiversidad alboránica hablando de los jardines nazaríes. Justamente, este es el periodo histórico-cultural al que tb. atribuye el origen de su actividad. ¿Nos ayuda ese origen a ser una empresa sostenible? ¿Hasta qué punto son las Soluciones Basadas en la Naturaleza deudoras de una tradición que, aunque hayamos dejado de practicar, ha estado presente durante muchísimo tiempo en nuestra cultura?

Respuesta: Buenísima pregunta. Esa coincidencia del jardín nazarí como espacio que sublima las emociones de los seres humanos no era fruto unos diseños “caprichosos”.

Hay que agradecer que tb. esté recuperando esas fórmulas tradicionales. Los nazaríes nos enseñaron que un murete de piedra seca es la mejor forma de contener. Parece mentira que gracias a una técnica tan sencilla se consiga retener el suelo, filtrar el agua, dar cobijo a especies fundamentales para el equilibrio ecosistémico (como por ejemplo las lombrices o los insectos polinizadores).

La cultura del agua en el mundo nazarí, en la Andalucía de los siglos XI y XII, era de una ingeniería extraordinaria. Me sorprendió mucho encontrarme en la visita a tb. ese desarrollo de todo un modelo de construcción que se retrotrae a esos dadores.

Hay que agradecer que tb. esté recuperando esas fórmulas tradicionales

Eran conscientes entonces: teníamos una cultura muy vinculada todavía a un origen en el norte de África donde el agua era muy apreciada. Esto se recupera ahora, cuando el agua tiene que ser nuestra mayor preocupación. Es el factor limitante del futuro. Como sigamos consumiendo y desperdiciando agua a la velocidad a la que lo estamos haciendo, nos veremos con períodos de sequía devastadores.

Esa preocupación de tb. por incubar en esas tradiciones, recuperarlas, y hacerlas hoy un elemento de innovación y de integración de alto valor artístico no deja de ser muy aplaudible desde todos los puntos de vista. Se mezcla historia, tradiciones, ingeniería, arquitectura, y sobre todo ese elemento tan importante hoy, que es el ambiental.

Pregunta: Una última pregunta. Todo el equipo de todobarro transmite mucha ilusión por ser una empresa sostenible, y por la isla de biodiversidad alboránica ¿Qué es lo que hace tan emocionante un proyecto como este?

Respuesta: Por una parte, la innovación. Diseñamos esta isla de manera teórica, con algún ejemplo que pudimos desarrollar dentro de la Universidad. Todobarro ha cogido la bandera de ser la primera entidad en llevarla a efecto. Creo que ese liderazgo en el emprendimiento, en general, se traduce en una ilusión que, si no decae, termina cosechando grandes éxitos.

Ahí está la clave de todo esto, y es la garantía de que esa isla se va a convertir en el modelo a seguir. El modelo que plantea todobarro debe de ser el modelo a seguir para garantizar un futuro mejor.

Union Europea
Nansen Soluciones SL ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejora de competitividad y productividad de la empresa. Diciembre de 2020. Para ello ha contado con el apoyo del programa Ciberseguridad de la Cámara de Comercio de Màlaga.” Una manera de hacer Europa
LEBLUME. seleccionado en From Spain With Design 2020