Verdín y moho en suelos de barro

Pedro Rosa Mena

El verdín aparece en los suelos de barro cuando están expuestos durante largos periodos de tiempo a condiciones climatológicas húmedas, con temperaturas de rango medio y en materiales porosos.

El verdín es una capa verde de plantas criptógamas (grupo taxonómico constituido por plantas desprovistas de flores), que se cría en las aguas dulces, principalmente en las estancadas, en las paredes, suelos porosos, lugares húmedos y en la corteza de algunos frutos, como el limón y la naranja, cuando se pudren. Según la Real Academia Española (R.A.E.) el moho es parte de la sustancia u objeto atacada por estas vegetaciones criptógamas.

1) Orígen del verdín

La porosidad en las baldosas cerámicas la definimos como el número de huecos que presenta una baldosa al evaporarse el agua durante la fase de secado, o bien quemarse las diferentes sustancias que componen la pasta cerámica durante la fase de cocción (dependiendo del punto de fusión de cada una de ellas). El grado de porosidad de cada tipo de pavimento cerámico define su capacidad para contener líquidos dentro de las baldosas, lo cual es muy importante ya que tiene un efecto proporcional con respecto a la dureza final del material.

El verdín aparece cuando el agua es absorbida por la baldosa de barro y es retenida en las cavidades interiores de la misma, al tiempo que desde el punto de vista climatológico, el área no es muy soleada o no está muy ventilada. Este microambiente es el ideal para que las esporas de determinadas plantas criptógamas se desarrollen y proliferen,  por tanto controlar la humedad es fundamental para erradicar y evitar la aparición futura de este problema en los suelos de barro. Puede aparecer tanto en ambientes de interior como de exterior. En interiores, las zonas más críticas son los baños y las cocinas, fundamentalmente por la emisión de vapores de agua, y aquellas zonas con poca ventilación y sistemas de calefacción por infrarrojos. En exteriores, en el hemisferio norte las superficies con orientación norte y las que están expuestas a muy pocas horas de luz solar directa.

2) Procedimiento para quitar el problema

Una vez el suelo esta barrido y completamente seco, utilizamos máquinas rotativas para distribuir y aplicar la óptima combinación de productos que su suelo de barro necesite junto a aspiradoras de líquidos antes que el pavimento vuelva a absorber la suciedad.La utilización de maquinaria es fundamental para que la fase de limpieza sea efectiva en superficies mayores a 15 m2. Para superficies inferiores a estas dimensiones los propios clientes podrían realizarla, siguiendo las instrucciones de uso de los productos destinados para tal fin, utilizando cepillo a mano y fregona en vez de maquinaria (aunque es muy sacrificado y poco efectivo en comparación al efectuado con maquinaria rotativa y aspiradora de agua).

Una vez obtenemos un suelo de barro completamente limpio debemos esperar hasta que esté completamente seco antes de aplicar un tratamiento de protección. El tiempo de secado varía según la estación en la que estemos pero por regla general esperamos entre 5 y 10 días. Durante el periodo de secado es recomendable no pisar el suelo y en caso de ser imprescindible, realizarlo sin calzado y con calcetines gruesos para evitar dejar potenciales huellas.

Para eliminar de manera efectiva el verdín no solo hay que limpiar primero la superficie con productos fungicidas y algicidas, que cubren la superficie y prevengan la proliferación futura de esporas, sino que también hay que reducir drásticamente la porosidad de la baldosa de barro y potenciar la acción fungicida preventiva de la limpiezaSin embargo, estas acciones para mantener los pavimentos cerámicos no serían eficaces a largo plazo al 100% sin la eliminación del origen continuado de humedades como por ejemplo: filtración ininterrumpida de agua por rotura de tuberías, mala evacuación de líquidos que provoca encharcamientos continuados en zonas permanentemente sombrías y con mala o nula ventilación.

3) ¿Que productos utilizamos para eliminar el verdín?

Disolución acuosa a base de tensioactivos catiónicos, secuestrantes, humectantes y sales inorgánicas. Se utiliza maquinaría rotativa para complementar su eficacia química y aspiradoras de agua para retirar rápidamente la suciedad (para que no vuelva a ser absorbida por la alta porosidad de las baldosas de barro y algunos pavimentos de piedra).

  • No emite vapores ni deja olores.

  • No deteriora los pavimentos ni las juntas, solo es agresivo contra las apariciones de moho, musgo y concentraciones de verdín.

  • Acción fungicida y algicida proveyendo un efecto curativo y preventivo.

  • Actúa lentamente con un intervalo de acción que puede variar entre 5 minutos y varias horas.

  • Debe ser complementado con una limpieza contra eflorescencias salinas.

  • Intervalo recomendable de temperatura para su uso: entre 5ºC y 35ºC.

  • Es necesaria la utilización del producto con gafas de protección para evitar salpicaduras y guantes.

  • Materiales especialmente sensibles a los detergentes alcalinos deben ser protegidos como maderas, pinturas o revestimientos plásticos.