Suelos de barro para exterior

17 agosto, 2021

Que los suelos de barro son un clásico entre los clásicos que nunca pasará de moda es algo con lo que todos estamos de acuerdo y una base de la que vamos a partir. Los suelos de barro para exterior son un recurso estupendo para hacer de cualquier espacio abierto un espacio único.

Suelos de barro para exterior: lo que tu jardín necesita

Cuando dotar a un espacio de personalidad, tendemos a mirar al nivel de la vista antes de poner la mirada en el suelo. Sin embargo, cualquiera que tenga buen ojo para el diseño, sabe que no se puede empezar la casa por el tejado.

Una buena cimentación en el interiorismo (¿exteriorismo, en este caso?) es lo que pone la base para que todo lo demás fluya como debe.

Por eso, elegir el pavimento de exterior perfecto es una decisión que debemos tomar en relación al entorno. Y es que el rango de suelos donde elegir para pavimentar nuestro jardín, porche o terraza es mucho más amplio de lo que uno pudiera pensar en primer lugar (al menos, en nuestro catálogo).

Tipos de baldosas de barro para exteriores

En todobarro trabajamos con una gama de tonalidades de barro que se mueven dentro de los colores naturales que se pueden alcanzar combinando diferentes técnicas de amasado, cocción y secado.

Sin necesidad de añadir químicos ni colorantes artificiales, conseguimos desde una coloración pizarra oscura hasta una paja flameada que se acerca al amarillo.

Respecto al formato, una de nuestras características diferenciadoras es la apuesta constante por el diseño y la innovación. Con un catálogo que combina los suelos de barro más clásicos con patrones innovadores y diseños de autor, encontrar el suelo para exterior perfecto es cuestión de buscarlo.

Además de belleza, calidad

La estética es un valor primordial de nuestro producto, qué duda cabe. Sin embargo, hay un motivo por el cual el barro cocido lleva siendo un material estrella de construcción durante miles de años, y son sus propiedades.

Se trata de un material resistente y duradero, que no solo aguanta la mayoría de condiciones atmosféricas y el paso del tiempo, sino que ofrece una serie de ventajas termoacústicas.

Gracias al aislamiento que proporcionan los suelos hechos con este material, se consigue un ahorro energético importante en el interior de las viviendas. En las instalaciones de exterior la ventaja no es tan evidente (aunque no desaparece).

Sin embargo, se aprecian otras, como la retención de suelo o la conjunción entre barro cocido y naturaleza; dos elementos que se benefician mutuamente tanto en términos estéticos como en la creación de condiciones ambientales idóneas.

Ventajas ante otro tipo de suelos para exterior

Como casi todo, la calidad de la materia prima en cualquier producto determinará en gran medida la perdurabilidad y resistencia de este. Hablemos de suelos de barro, mármol o madera, tendremos ante nosotros dos propiedades muy distintas si comparamos dos suelos hechos del mismo material pero de calidades en extremos opuestos del espectro.

Sin embargo, hay una serie de elementos comunes a todas las calidades que comparten los distintos materiales entre sí.

  • Perdurabilidad. En relación a un suelo de madera para exterior, la ventaja del barro cocido es incontestable. Un pavimento de barro, bien cuidado y debidamente tratado, puede durar décadas. La madera, por mucho que se cuide, termina inevitablemente deteriorándose al cabo de los años al ser un material orgánico expuesto a los elementos.
  • Resbaladicidad. Con respecto a, por ejemplo, un suelo de mármol, las baldosas de barro tienen la virtud de la resistencia, especialmente cuando el suelo está mojado. Mientras que un suelo de mármol u otras piedras lisas se convierte en una pista de hielo cuando se humedece, nuestros suelos presentan el grado de resbaladicidad que nuestros clientes deseen. Esto los convierte en candidatos ideales para pavimentar un jardín, porche, o cualquier espacio expuesto a la lluvia y la humedad.
  • Personalización. Pocos materiales son tan versátiles como el barro cocido. Pero es que, además, en nuestro catálogo encontrarás una selección de formatos combinables para que diseñes tu propio suelo a medida, sin renunciar a ninguna de las mejores cualidades del barro cocido.
  • Confortabilidad. El barro cocido es un material tremendamente adaptativo, que contribuye a la retención del calor en invierno y a refrescar los espacios en verano. Más allá de eso, el tacto de la superficie de nuestras piezas está diseñado para ser agradable a los pies descalzos.

La versatilidad de un material imperecedero

Una de las cosas que más nos gustan de este material con el que trabajamos es su versatilidad estética. Y no solo en relación al abanico de opciones de diseño que ofrece (que es infinito), sino a cómo el propio material se relaciona con el espacio.

Un suelo de barro cocido puede aportar al espacio que habita el toque final para cerrar la idea de cualquier estilo. Ya se trate de una idea de corte industrial, rústica, mediterránea o innovadora, el barro es el aliado perfecto para enfatizar las características estéticas de cualquier tendencia.

Esta versatilidad destaca especialmente en espacios exteriores, donde la naturaleza se convierte en un elemento protagonista: ahí la descubrimos como la partenaire atemporal del barro cocido, que siempre agradece, por cierto, la presencia cercana de cualquier planta.

Union Europea
Nansen Soluciones SL ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejora de competitividad y productividad de la empresa. Diciembre de 2020. Para ello ha contado con el apoyo del programa Ciberseguridad de la Cámara de Comercio de Màlaga.” Una manera de hacer Europa
LEBLUME. seleccionado en From Spain With Design 2020