Pedro Rosa Mena

Las baldosas de barro cocido de origen artesanal son un tipo de baldosas cerámicas que presentan una apariencía rústica de color térreo no uniforme. La tonalidad depende principalmente de las arcillas que la componen y la cocción.

1) Denominación y uso 

Baldosas de barro cocido es un término comúnmente aplicado a una gran variedad de piezas con características muy diferentes, coincidentes en la apariencia rústica, en la alta absorción de agua y en la no aplicación de vidriados. La producción es limitada, discontinua y muy dispersa, generalmente conformadas en estado plástico bajo técnicas artesanales y sometidas a una sola cocción. Sus características las hacen especial y casi exclusivamente adecuadas para nueva edificación, rehabilitaciones o locales que persiguen ambientes de buscada rusticidad.

2) Cuerpo y tonalidades de baldosas de barro

El cuerpo de las baldosas de barro cocido es de color térreo y no uniforme, de textura muy irregular y con granos poros e incrustaciones fácilmente visibles. Las caras y las aristas tienen marcadas irregularidades que se dan por supuestas como propias de estos productos por lo que se recomienda su colocación a junta ancha. Hay gran dispersión de formas y medidas.

La coloración y las tonalidades son diversas en función de las arcillas seleccionadas y el proceso de cocción por lo que se recomienda el control de las baldosas de barro antes de la colocación y la mezcla de los mismas durante el proceso de instalación. Las principales tonalidades presentes en nuestro territorio nacional son las rojizas, asalmonadas y paja-flameadas. Otros colores que empiezan a introducirse en el sector son el pizarra y variedades del cuero (antiguo y rojizo).  

3) Características técnicas de las losas de barro

Debido a la elevada presencia de poros y capilares hay que prever que este tipo de baldosas cerámicas necesitan la aplicación de un tratamiento superficial de la cara vista con ceras o productos "ad hoc", antes o después de la colocación, por razones de aspecto (brillo) o funcionales (rechazo de manchas, resistencia a productos de limpieza, impermeabilidad). Asimismo, no se recomienda su colocación en solados exteriores con elevados riesgos de heladas (a menos que las especificaciones técnicas de las baldosas lo recomienden).

Los baldosas de barro cocido están, en su mayor parte, comprendidos en los grupos AIIb UGL (baldosas cerámicas extrudidas con absorción de agua 6%<E≤10%) y AIII, UGL (baldosas cerámicas extrudidas con absorción de agua E<10%) de las normas ISO 13006 y EN-UNE 14411, Anexos E o F.

Medidas usuales Grosor usual Absorción de agua Carga de rotura
Gran dispersión > 10 mm. 6-15% 2300 - 3200 N
Abrasión Gl Abrasión UGL Resistencia a la helada Resistencia química
Variable 300 - 800 mm3 No Variable

4) Definición y clasificación de las baldosas cerámicas

Al-Andalus, la parte de la Península Ibérica ocupada por los árabes y musulmanes, fue la vía por la que llegaron a Occidente las técnicas de vidriado de la cerámica. La historia de las baldosas cerámicas españolas empieza a finales del siglo XIII con los alicatados musulmanes y se desarrolla hasta la época actual; a lo largo de ese tiempo, tienen particular brillantez los azulejos de estilo gótico-mudéjar, barroco y modernista.

Ahora bien, hasta hace todavía unos años, las baldosas y pavimentos cerámicos eran de una limitada variedad y el conocimiento de sus cualidades y de sus posibles usos formaba parte del acervo común. Pero la diversificación de la producción, que ha acompañado a su crecimiento, y el avance tecnológico que permite alcanzar características más altas y, por tanto, el empleo en nuevos usos, hacen difícil aquel conocimiento incluso a los profesionales que ven sus mesas de trabajo invadidas por información sobre estos y otros muchos materiales y técnicas.

Esa nueva situación ha dado lugar a una carencia terminológica, que hace difícil el buen entendimiento y es origen de confusiones. De esta manera, es frecuente oír o incluso leer en publicidad, pliegos de condiciones o especificaciones de obras palabras o frases de significado dudoso, indefinido o redundante, como “gres”, “pavimentos cerámicos” o “azulejos esmaltados”.

Para ayudar a aquellos usuarios interesados en profundizar en el conocimiento de este tipo de baldosas y pavimentos cerámicos hemos incorporado a nuestra sección algunos capítulos de la “Guía de la baldosa cerámica”. Este manual pretende recuperar el conocimiento de las baldosas cerámicas, tradicionales o nuevas, y ordenar la terminología partiendo de la más aceptada o aceptable.

Clasificación de las baldosas cerámicas según normativa

Las baldosas cerámicas son placas de poco grosor, generalmente utilizadas para revestimiento de suelos y paredes, fabricadas a partir de composiciones de arcillas y otras materias primas inorgánicas, que someten a molienda y/o amasado, se moldean y seguidamente son secadas y cocidas a temperatura suficiente para que adquieran establemente las propiedades requeridas.

Según las normas citadas anteriormente, la clasificación básica de las baldosas cerámicas resulta del método utilizado para su moldeo y de la absorción de agua. El acabado superficial da ulteriores criterios de clasificación.

  Absorción de agua

Tipo de moldeo

Grupo Ia  / E ≤ 0.5%

Grupo Ib / 0.5%‹E≤3%

Grupo IIa / 3%‹E≤6%

Grupo IIb / 6%‹E≤10%

Grupo III / E>10%

Baldosas extruidas

Grupo AIa / Muy baja

Grupo AIb / Baja

Grupo AIIa / Media-baja

Grupo AIIb / Media-alta

Grupo III / Alta

Baldosas prensadas en seco

Grupo BIa / Muy baja

Grupo BIb / Baja

Grupo BIIa / Media-baja

Grupo BIIb / Media-alta

Grupo III / Alta

4.1) Grupos de baldosas cerámicas por el tipo de moldeo

Las baldosas pueden ser moldeadas por extrusión o por prensado en seco. Las baldosas extrudidas forman el grupo A de las normas y las baldosas prensadas en seco el grupo B.

El tipo de moldeo puede generalmente identificarse por observación de la baldosa y particularmente del relieve de su cara posterior. Estos relieves, llamados comúnmente "costillas", aumentan la superficie de contacto con el adhesivo y por tanto la adhesión de las baldosas una vez colocadas.

  • El relieve de las baldosas extrudidas tiene la forma de estrías longitudinales paralelas, más o menos pronunciadas, conservando la baldosa la misma sección transversal a lo largo de la dirección de las estrías. No incluye generalmente la marca de fábrica, aunque en algún caso se graba en los cantos.

  • El relieve de las baldosas prensadas en seco se distribuye sin dirección preferente y consiste en puntos o líneas ordenados en forma de cuadrícula, panal u otro diseño, incluso decorativo. En ocasiones imita el estriado de las baldosas extrudidas. Es frecuente que incluya la marca de fábrica y algún signo de control de producción.

4.2) Grupos de baldosas cerámicas clasificadas según la absorción de agua

La porosidad de las baldosas cerámicas se expresa por el porcentaje de absorción de agua sobre el peso total de la baldosa, medido según un ensayo normalizado. La porosidad guarda una relación próxima con algunas de las restantes características de las baldosas cerámicas.

  • Tipos: la absorción de agua hasta el 3 % se considera baja (grupo I) y dentro de ella, hasta el 0,5 % muy baja (grupo Ia). Entre 3 y 6 %, se considera media-baja (grupo IIa) y entre 6 y 10 % media-alta (grupo IIb). Por encima del 10 % la absorción se considera alta (grupo III).

  • Reconocimiento: un sistema rápido para conocer de forma aproximada la absorción de agua e identificar así el grupo y el tipo de producto, es observar la velocidad de succión de la baldosas. Para ello, depositar una gota de agua sobre una cara no esmaltada y limpia, a temperatura ambiente (entre 15º y 25º C), esperar 20 segundos y observar el resultado:

    • Si el soporte succiona el agua en menos de 20 segundos, es baldosa porosa, del grupo III.

    • Si el soporte no succiona totalmente el agua en 20 segundos y queda mancha de humedad después de secar la gota con un trapo, es una baldosa ligeramente porosa, del grupo IIb.

    • Si el soporte no succiona el agua en 20 segundos y no queda mancha de humedad después de secar la gota con un trapo, es una baldosa no porosa, de los grupos IIa o I.

4.3) Tipos de acabado superficial de las baldosas cerámicas

  • Esmalte: es una cubierta vitrificada por cocción y fuertemente adherida a la cara vista del cuerpo o soporte de las baldosas esmaltadas (GL). Tiene composición diferente de la del cuerpo, y se aplica entre una primera y una segunda cocción (proceso de bicocción) o antes de una única cocción (proceso de monococción). La cara vista adquiere así la apariencia y las propiedades del esmalte, que pueden ser muy diferentes de las del soporte. En general el esmalte se distingue fácilmente a simple vista o, al menos, observando una sección de la baldosa. Las baldosas que no tienen capa de esmalte o baldosas no esmaltadas (UGL) se producen sometiendo el cuerpo, tras su moldeo, a una única cocción. Las caras son de la misma naturaleza y apariencia que el cuerpo.

  • Engobe: es un revoque de arcilla o pasta clara con el que se cubre la cara vista de la baldosa para tapar su color más oscuro. Aunque generalmente se aplica un esmalte sobre el engobe puede dejarse como acabado superficial, que tras la cocción, es mate y menos impermeable y duro que el esmalte.

  • Pulido: es un tratamiento que alisa y da brillo reflectante a la cara vista. Es usual en las baldosas de gres porcelánico y ha empezado a usarse en una pequeña cantidad de azulejos y pavimentos de gres.

4.5) Tipos de baldosas cerámicas mas usuales y sus características

Las baldosas cerámicas mas utilizadas en España se describen a continuación, utilizando las denominaciones más extendidas y teniendo en cuenta criterios objetivos de carácter técnico, arancelario u otros. Pero debe tenerse presente que estas denominaciones no están normalizadas ni son aceptadas o entendidas por igual, por lo que puede ser necesario hacer precisiones o aclaraciones para evitar malos entendidos, particularmente en los casos en que así se advierte.

Tipos de baldosas cerámicas mas usuales en España

Tipos de

baldosas

Moldeo

Soporte

Esmalte

Medidas

(cm)

Grosor

(mm)

ISO 13600

UNE 67-087

Azulejos Prensado Poroso Si 10x10 a 45x60 <10 BIII
Baldosas de gres Prensado No poroso Si 10x10 a 60x60 >8 BIb - BIIa
Gres porcelánico Prensado No poroso No 15x15 a 60x60 >8 BIa
Baldosín catalán Extruido Poroso o lig. poroso No 13x13 a 24x40 <8 AIIb-AIII
Gres rústico Extruido No poroso No-Si 11.5x11.5 a 37x37 >10 AI-AIIa
Barro cocido Extruido Poroso No Gran variedad >10 AIIb 2ª-AIII
Juan A. Arias

Re-descubramos uno de los tipos arquitectónicos más antiguos de hábitat humano.
 

Todos sabemos qué es un patio. Pero cada uno tiene su idea personal de patio. Hoy nos centramos en ese patio humilde y acogedor. En el lugar de descanso donde el reloj se para. Un espacio al margen de modas y por el que no pasa el tiempo.

No vamos a estudiar una gran casa con patio y una enorme parcela. No buscamos una alternativa “urbana” a los grandes chalets unifamiliares de las clases medias-altas.

Queremos:

Un hábitat acogedor al alcance de la inmensa mayoría. Quizá por ello, hablaremos de las ideas más básicas. Configuraremos el tipo más el elemental y a la vez más genuino de patio, que es el de patio rústico.

Un poco de historia

Existe cierta similitud entre la organización entorno al centro, entre la planta de este tipo arquitectónico y la de las casas trogloditas de tipo pozo (excavación vertical como las de Matmata, en Túnez). También sucede esto en las casas halladas en las excavaciones de Ur, en Mesopotamia, fechadas a comienzos del tercer milenio antes de Cristo.

La necesidad de aislarse del clima desértico y, a la vez, crear un ambiente íntimo y privado dio como resultado la casa patio. El patio rústico es el origen mismo del patio. Desde este se evolucionó hacia la casa patio griega, la domus romana y las discretas casas patio islámicas.

Los patios que evolucionaron hacia la sofisticación y la opulencia nunca gozaron del encanto o del aire acogedor de un patio rústico.

Nuestra actitud

Algunos lugares son ideales para ambientar espacios al aire bajo esa temática. El patio rústico nació de las costumbres y características propias de las comunidades campesinas de origen mediterráneo. Es algo muy nuestro. Quizá, por ello nos sintamos tan bien en él.

No es extraño que nos fijemos en los patios de casas rústicas para inspirarnos y tratar de recrear esa atmósfera en nuestro hogar. El ambiente es nuestro objetivo. El espacio exterior, bien entendido, puede ser una extensión del interior y viceversa. Llegados a este punto vamos a entender el patio como una habitación más (en este caso, sin techo). Para un mayor soleamiento del patio será preferible una casa de una sola planta.

Una casa de una sola planta tiene, además, la ventaja de permitir una diversidad de alturas de techo entre las diferentes estancias, así como de formas de la cubierta. Se pueden utilizar lucernarios, que hoy tienen nuevas posibilidades con la utilización de nuevos materiales. Este tipo de casa da una solución más individualista. Es singular en su modo de habitar. Pero se trata de un individualismo educado, contenido dentro de sus muros. Como la casa mira hacia dentro en lugar de manifestarse hacia afuera, no es necesario que la fachada sea muy expresiva. Las fachadas pueden ser vallas anónimas, tras las cuales palpita un mundo diverso que cada familia construye por y para sí misma. La privacidad en un espacio exterior es algo muy valorado en la cultura mediterránea.

Diseñemos nuestro patio

La experiencia nos ha hecho plantearnos la medida ideal para el patio rústico de una familia, que, como comprobaremos más tarde, no debe disminuirse por debajo de 5 m de lado, ya que al reducir el lado del cuadrado se produce una reducción de todas las estancias de la planta que se abren al mismo. En cuanto a su uso como “sala a cielo abierto” vemos la consonancia con su origen. La vivienda mínima mesopotámica, griega o incaica aparece de forma natural. El patio debe ser transitable, atravesable y ocupable al máximo, so pena de convertirse en un enorme ornamento. Todo ello nos devuelve a la premisa de los climas áridos o, al menos, mediterráneos. Es el clima de los patios por antonomasia. Además, por tradición, es la tierra cocida en horno (terracota) el revestimiento estrella para el suelo de nuestro patio rústico.

¿Existe algo más nuestro que un patio con suelo de barro?

Crear ambiente. Autenticidad

Elementos naturales como la terracota, la piedra y la madera en un estado rústico son el sustento de los patios mediterráneos. Los colores representativos de los antiguos cortijos pueden ser plasmados al pintar las paredes de blanco. Así quedan enmarcados los materiales básicos (piedra, barro o madera) dando su máxima expresividad.

El estilo rústico bien parece imitar la esencia de las casas de campo. Este se alimenta de la nostalgia del pasado en casas que inspiran el verdadero valor de un hogar. La madera es otro de los materiales naturales por excelencia. Una pérgola poco elaborada sobre un suelo de barro envejecido puede trasladar el ambiente de un patio actual a otra época. Se trata de elementos que visualmente tienen historia, es como si tuvieran huellas del paso del tiempo en su propia piel.

El color tierra es uno de los más frecuentes en el estilo rústico. Además, una imagen visual que representa a la perfección este tipo de hogar es la de un salón con una chimenea de leña. Por sus características, traslademos ese concepto a nuestro patio como gran salón al aire libre. Nos va a resultar fundamental incluir el fuego como ¨hogar¨ central de reunión en las noches de verano. También se nos ocurre una barbacoa familiar o con amigos.

Si puede ser, en el campo. Casas situadas en entornos rurales que respiran la tranquilidad de la vida del pueblo y que, por tanto, son el mejor refugio para un fin de semana de relax compartido en familia.

Las flores naturales también son un elemento representativo de este tipo de decoración.

El patio rústico tiene mucha personalidad por la autenticidad y aporta sensaciones agradables a toda la familia. En él puedes incorporar lo que pensabas que era imposible. Ya que, si has heredado algún mueble de tus antepasados, este encajará perfectamente en la estética del ambiente.

Existen muchos tipos de patio rústico. Solo algunos de ellos son realmente evocadores. Destacan entre todos los andaluces con su blancura y los toscanos de tonos tierra.

Conectando con la naturaleza

Sin duda, se trata de uno de los espacios más importantes de las casas en primavera y verano. Las personas a las que gusta pasar tiempo en contacto con la naturaleza, buscarán ese lugar y por tanto es importante ofrecer algunos espacios para disfrutar en el día a día.

Tu patio rustico, puede ser un espacio maravilloso para largas tertulias con los amigos, cenas en familia, disfrutar de un buen libro… podríamos decir que se trata de una especie de salón-comedor estival y podemos acondicionarlo dependiendo de las actividades que queramos realizar en él.

Si no disponemos de porche estructural, también podemos acondicionar uno nosotros mismos con algún toldo de fibras naturales o una estructura metálica con enredaderas que nos deje más resguardados. Eligiendo las especies vegetales adecuadas podemos mostrar la estacionalidad y refugiarnos a pleno día en verano bajo una fresca y frondosa parra. Igualmente, el sol de otoño nos puede regalar tardes soleadas maravillosas gracias a la hoja caduca.

La presencia de grandes tinajas de barro cocido para plantar pequeños árboles y flores aportan una importante dosis de elegancia al crear encantadores espacios exteriores, fieles a los antiguos patios mediterráneos. Asentadas sobre grava o el propio césped existente son un atractivo ineludible para ser disfrutado por las personas presentes en el lugar.

El agua

Indudablemente, las fuentes de agua son el punto focal por excelencia de los patios islámicos. El fluir armonioso del agua y el sonido de la misma en caída libre sumergen a las personas presentes en una perfecta sensación de serenidad mezclada con una marcada presencia de la naturaleza.

Distintos modelos pueden representar fielmente las tradicionales características de las fuentes andaluzas, destacándose dentro de ese grupo aquellas compuestas por jarrones y enmarcadas por piedras naturales que sirven como contenedoras del agua.

La presencia del agua va de la mano de la vegetación para crear esa atmósfera que el patio islámico ha desarrollado como ninguno. Esa casa patio rústica con cubierta plana transitable en clima semidesértico debe tener un patio arbolado con una fuente o un pozo. En verano se disfruta de la sombra y el frescor en el patio. En invierno se puede subir a la cubierta a disfrutar del sol e incluso de los cítricos cogidos directamente de la copa del árbol. Un verdadero lujo muy lejos de la ostentación.

Gastemos lo justo

Si bien algunos elementos pueden significar un importante gasto, en general es bastante económico recrear fehacientemente los maravillosos patios rústicos mediterráneos. Basta con saber que no se necesitan demasiados ingredientes. Resulta interesante saber que un proyecto adecuado se centrará en pocas ideas o solo una. Además buscamos la humildad del patio rústico tradicional. Por tanto será fácil focalizar el gasto, por ejemplo, en un suelo protagonista. Siendo auténtico durará toda la vida. La sencillez es una virtud El resto puede cambiar y podemos probar con elementos reciclados. El límite lo pone la imaginación.

En el proyecto tenemos la clave. Definiendo al detalle lo que se quiere y decidiendo con sensatez. A partir de ahí hay que saber parar y disfrutar.

¨Ya tenemos nuestro patio rústico. El de siempre y para siempre¨

Juan A. Arias

Feng shui y naturaleza. Conoce algo más sobre el estilo "clean rustic" con 2000 años de modernidad

Los cinco elementos Feng Shui en decoración son la madera, la tierra, el metal, el fuego y el agua.

Seguramente habréis oído hablar de los cinco elementos, son 5 maneras en las que semanifiesta la energía y dependiendo de cómo se mueva esa energía nos va a crear una sensación. Nos va a dar mucha energía para subir, para sentarnos, para relajarnos, concentrarnos o para sentirnos abrazados. Vamos a ver cómo funciona la energía en los elementos de madera, tierra, metal, fuego y agua, y qué es lo que logramos si tenemos muchos en nuestra casa.

Madera

Energía: Representa la energía cálida de la primavera. La energía en la madera funciona igual que en un árbol, del tronco a las ramas la energía sube y asciende y luego es como si nos recogiera en un abrazo. Una casa entera de madera es acogedora y te dan ganas de quedarte. Un poco de madera nos da la calidez que necesitamos pero en exceso, tanto abrazo acogedor nos acabaría ahogando. Un ejemplo de ello seria sumar estructura, paredes y suelos de madera. Las estructuras de madera vista, por ejemplo, te aportarán ese soporte natural capaz de adaptarse sus ocupantes y sosteniéndose con toda la fuerza de la naturaleza.

Elementos "madera": Estructuras vistas, muebles, suelos, puertas y complementos de madera. Imágenes, cuadros y motivos florales. Formas alargadas y verticales de líneas rectas como un árbol. Tonos verdes y azules.

Consejo: Aumenta elemento madera cuando quieras empezar nuevos proyectos.

Tierra

Energía: Representa la energía estable del centro de la tierra. Terracota es “tierra cocida” Una casa de estilo rustico, tanto tradicional como actual “clean rustic”, debe tener algunos muros ladrillo de barro cocido o piedra. Ello nos transmite estabilidad porque la energía de la tierra se desliza en el plano y nos hace asentarnos. Revestimientos de piedra natural o suelos artesanales de barro constituirán el mejor comodín para dar estabilidad y sosiego al hogar. Si tenemos poco elemento tierra en casa vamos a sentir que la vida fluye demasiado deprisa y que todo se nos escapa, mientras que mayor cantidad de tierra nos va a dar la sensación de paz, que el tiempo se paraliza y nuestra vida se torna estable.

Elementos tierra: Formas rectangulares, cuadradas y líneas horizontales o superficies planas. Construcciones de piedra, ladrillo de barro, suelo rustico de barro manual o piedra natural y, naturalmente, tejas artesanales. Objetos de cerámica y terracota como complemento Cuadros de paisajes con llanuras de campos o del desierto. Tonos tierra con amarillos terrosos y ocres.

Consejo: Aumenta el elemento tierra cuando necesites estabilidad en épocas de cambio.

Agua

Energía: Representa la energía que transmite el invierno. El agua nos va a dar movimiento hace que todo fluya más rápido, nos da ese toque necesitamos de estímulo. Un poco de agua está bien pero en exceso parece que todo se nos escapa de las manos, como que no podemos controlar la vida y no tenemos anda asentado, nos daría inestabilidad. El agua canalizada desde fuentes de piedra natural o tejados de barro artesanal nos dará esa fluidez controlada. Ejemplos admirados durante siglos son los exteriores y patios islámicos o el jardín japonés. El agua conducida o almacenada en materiales naturales como la terracota o la piedra natural combina la movilidad quietud con el equilibrio del yin y el yan.

Elementos "agua": Todos los elementos que contengan agua que circule (fuentes, estanques...), superficies reflectantes como cristales o espejos y todo lo que sea brillante. Formas redondeadas, orgánicas y amorfas. Tonos oscuros brillantes como negro, o azul marino.

Consejo: Incrementa el elemento agua cuando te sientas bloqueado y necesites un cambio y quieras que en la vida pase algo.

Metal

Energía: Representa la energía del otoño. El metal concentra la energía, hace que miremos hacia un punto, nos ayuda a fijar nuestra atención en algo. Demasiado metal nos puede volver demasiado fríos, no nos da tranquilidad ni seguridad, incluso puede parecer que nos están observando. Resulta el “condimento” cuya ausencia echaremos de menos y cuyo exceso resulta bastante peor.

Elementos "metal": Todos los metales (plata, oro, aluminio, hierro, cobre...) cristales naturales, minerales y rocas de granito. Superficies irregulares y cuadros de olas y nubes. Tono blanco polar.

Consejo: Incrementa el metal cuando necesites concentración, disciplina y liderazgo. Cuidado en los ambientes domésticos.

Fuego

Energía: Representa la energía vitalista del verano que transmite fuerza y comunicación. El fuego lo que hace es subir y estimular la energía hacia arriba. Un poco de fuego nos va a dar el toque que necesitamos para nuestra vida social, para estar animados con ganas de vivir, de hablar y de salir. Favorable en las áreas de mayor actividad de la casa pero separado de las de descanso. El suelo de barro artesanal, el ladrillo rustico y la piedra natural serían los marcos perfectos para elementos de fuego. No en vano, el “hogar” tradicional responde a ese esquema de modo literal. Mucho elemento fuego nos volvería irascibles y  acabaríamos excitados, enfadados.

Elementos "fuego": Las luces (la luz natural del sol o artificial de velas y lámparas). Cuadros, figuras o imágenes de paisajes con luz o animales. Complementos de piel y tejidos como la piel o la lana. Formas de triángulo, pirámide o de cono. Tonos rojos.

Consejo: Pon más fuego cuando necesites trabajar la expresividad.

Vamos a encontrar el equilibrio juntando los 5 elementos en cada estancia de la casa, nada en exceso sino en la justa medida. Coge una hoja y apunta los elementos que tienes en casa para hacer un balance de tu hogar. Vais a descubrir muchas cosas de vosotros y de lo que puede fallar. Si no nos sentimos bien en casa puede que tengamos en exceso algún elemento. Por ejemplo, si estamos deprimidos puede que tengamos mucho elemento agua, si nos sentimos ahogados o agobiados, estancados, sin trabajo o con una vida monótona igual tenemos demasiada tierra, si estamos hartos o tenemos un ambiente frío en casa podemos tener exceso de metal o si estamos sobreexcitados de fuego... Recuerda que el secreto de decoración feng shui para un hogar tranquilo está en la dosis.

Juan A. Arias

El estilo rústico moderno, como combinacion de la arquitectura tradicional, el diseño actual y la tecnología contemporánea, puede ser fascinante.

Distintos lugares, distintos estilos

Tradicionalmente, los estilos rurales, se desarrollaron con sus propios rasgos distintivos en respuesta a su entorno. Ingredientes como el clima local, el paisaje, las materias primas locales y el modo de vida dieron las recetas de arquitectura vernácula en cada región. Los estilos rústicos, independientes uno de otros, retuvieron su individualidad por no haber estado en contacto con otras culturas. La falta de transporte de una región a otra y, a menudo, la falta de dinero para adquirir elementos extranjeros favoreció su individualidad. Así vemos con frecuencia muros y suelos rústicos de piedra natural en áreas de sierra. De igual modo, la presencia del suelo de barro artesanal y demás revestimientos deterracota, abundan en las campiñas de terrenos arcillosos de gran fertilidad.

La imagen de la casa de campo actual no se puede definir en términos de color o textura, pues sus propietarios pueden elegir entre una extensa variedad de materiales, técnicas e influencias visuales. Además, ya no existe la necesidad de adherirse a un único estilo.

Simplifica. “menos es mas”

Si mantenemos los valores básicos de sencillez y buena artesanía, los materiales rústicos pueden crear nuevos e interesantes tipos de ambientes con la simple combinación de una gran variedad de suelos rústicos y lo mejor del diseño gracias a la tecnología contemporánea.

Si queremos que el foco principal de cualquier habitación sea la mezcla ecléctica de diferentes estilos de mobiliario, el fondo ha de ser bastante neutro, con paredes lisas o ligeramente texturizadas y un suelo de barro artesanal sin pretensiones como opción acogedora. Esta e incluso una solución de suelo rústico de piedra natural envejecida se mezclará muy bien con la mayoría de las cosas.

Para conseguir un conjunto visual armónico, hay que tener en cuenta algunos puntos importantes a tener en cuenta como que exista un color dominante, o quizás, un motivo dominante. Un ejemplo seria partir de paredes claras y un suelo de barro envejecido con un tratamiento adecuado a su uso. Con ese lienzo tendremos el éxito garantizado, siempre y cuando no introduzcamos muchos mas elementos.

Estilos dispares agrupados en exceso pueden parecer más un pastiche sin mucho sentido que una mezcla hábil, así que es necesaria la abundancia de espacio entre muebles y complementos. Fondo armónico y poco “ruido” es sinónimo de éxito.

Al elegir piezas individuales de mobiliario, lo más importante es evitar la mezcla de estilos que son el resultado de influencias muy dispares. Por ejemplo, el estilo rústico del mobiliario español oscuro y pesado, que forma parte del estilo decoración colonial Tex-Mex o de Santa Fe, estaría fuera de lugar en la delicada esquina de una casa de campo inglesa, mientras que podría ser excelente rodeado de colores mediterráneos luminosos y brillantes.

Hay sitio para la tecnología

No hay que temer el hecho de encajar la tecnología de manera desenfadada. Es mucho mejor buscar un televisor y un estéreo con estilo para dejarlos a la vista sobre una estantería o una mesita de ruedas, que intentar disimularlos detrás de adornos o arruinar la parte trasera de un precioso armario para acomodar todo el sistema de cables.

Hacer un uso completo de materiales y diseños modernos de manera sencilla está mucho más cerca del espíritu real del estilo rústico moderno que buscar baratas e incluso caras imitaciones. La forma sigue a la función. Lo que quede a la vista debe ser autentico y sin complejos independientemente de su edad. Una manufactura actual es perfectamente valida si expresa su naturaleza. Igual que un suelo de barro artesanal producido hoy día resulta incomparablemente mejor que el mejor gres industrial con aspecto rústico. De repente estamos actuando del modo en que se hace en el estilo loft (de origen urbano). Recuperamos e innovamos a partes iguales.

Si se quiere un vinilo práctico y resistente para la pared de una cocina, o una chapa inoxidable sobre los fogones hay que elegir un diseño geométrico limpio y contundente, en vez de modelos que nos recuerden o se asemejen a la piedra, a la madera o a las baldosas de barro.

De la misma manera, hay que buscar satinados para las paredes, simples y bien acabados, en vez de rugosos y falsas gotas de cera.

Concilia tradición y modernidad

Hay que recordar que los objetos de artesanía fabricados a mano pueden ser sin ningún compromiso, contemporáneos a la vez que tradicionales; lustrosas vasijas de cerámica moderna cocidas con arcillas de la región, por ejemplo: tejidos naturales teñidos y trenzados o formas abstractas talladas en maderas autóctonas. También funcionan los elementos naturales y escultóricos como una vieja raíz de olivo. De nuevo, la clave está en no sobrecargar.

Atrévete con un espacio inusual

Para un número creciente de personas, una morada en el campo no es una casa señorial, ni una sólida granja .Tampoco es una modesta casita de campo, sino un tipo de edificio completamente diferente construido en su origen para una amplia variedad de propósitos y más tarde transformada para uso doméstico.

La reciente popularidad de este tipo de rehabilitaciones se debe a la demanda de los cada vez más numerosos habitantes de la ciudad que buscan una existencia pacífica y rural y a la creciente disponibilidad de muchas estructuras sólidas y bellas que han sobrevivido al período de vida útil previsto para ellas. Recuperar su suelo rústico, tanto de baldosas de barro como de piedra natural es casi obligatorio. Existe la posibilidad de rehabilitar la estructura y estrenar un suelo de barro artesanal cocido como hace siglos. Aprovecha la oportunidad de instalar un sistema de calefacción radiante con energía solar. Si además aplicas la protección adecuada a tu suelo de barro, te quedas con las ventajas y eliminas los inconvenientes. Empresas como todobarro se encargan de mantener viva la tradición y, a la vez, ofrecer soluciones de futuro a profesionales y particulares.

Aunque estas viejas estructuras incluyen molinos, faros... la más común quizás sean los graneros y otros edificios de granja que se han dejado de utilizar debido al progresivo éxodo rural a las ciudades.

Quiero un loft

Aquí es donde cobra sentido la idea de loft como actitud. Espacios de uso agropecuario o industrial que quedaron en desuso y constituyen una oportunidad para rehabilitaciones brillantes. Rescatar sus estructuras originales y devolverles la vida en una segunda etapa como residencia. La pureza del loft parte de esa sinceridad constructiva que alabamos en el estilo rústico moderno. Menos es más. Tanto en estructuras rurales como urbanas disponemos de todo un arsenal tecnológico para realzar sus orígenes convirtiéndolos en residencias prácticas, funcionales y muy personales.

Al igual que las personas que viven en el campo, aquellos que quieran crear una atmósfera de estilo rústico en su casas de la ciudad pueden encontrar los espacios limpios y espaciosos origen industrial creando un loft en el que unos pocos materiales naturales den el carácter acogedor. Una pared de ladrillo de barro o un suelo rústico de piedra natural o terracota pueden realzar una estructura de madera o acero desnudahasta el nivel de escultura. Logrado esto, ya tenemos una idea de proyecto según el estilo rústico moderno incluso en plena ciudad.

Introducirse en un edificio vacío, tal vez abandonado, comercial o dedicado a la industria, tiene muchas ventajas. Por ejemplo, espacios infinitos a menudo superiores a los de una casa gigantesca, que ofrecen un control visual sobre la estructura interna, materiales, y detalles arquitectónicos, que al final, convierten a la residencia en algo personal y poco convencional… algo único.

Para conseguir lo mejor de una reforma hay que estar preparado, sin embargo, para gastar una cierta cantidad de dinero y tiempo, al igual que para molestarse en encontrar un arquitecto experimentado en esta clase de trabajo. Los materiales auténticos (piedra, barro artesanal, madera…) en manos de quien los conoce darán resultados auténticos. Alguien que reconozca y respete la integridad de la estructura. Todo ello aunque signifique un cierto compromiso: unas ventanas enormes en un granero pueden permitir la entrada de mucha luz, a la vez que muestran una panorámica que corta la respiración, pero desfigurarán para siempre la fachada de un edificio antiguo.

Busca la tradición del lugar

Cuando sea necesario hay que buscar materiales nuevos que tengan un origen local, o al menos, que vayan en armonía con aquellos utilizados en la arquitectura local.

Cuando el trabajo duro está hecho y las habitaciones están listas para ser decoradas, hay que recordar que el mobiliario diseñado para habitaciones ordinarias puede ser totalmente inadecuado para este tipo de transformaciones. En la mayoría de los casos la proporción es lo primero que hay que tener en cuenta, pues hay que asegurarse de que todo lo que se elija esté a escala para acomodarse a la composición.

Las piezas pequeñas parecerían perdidas en un espacio cavernoso. Encontrar sustitutos adecuados puede ser más fácil y más barato de lo que parece, aunque son artículos modestamente clasificados según tamaño perfectos para casas normales, son bastante buscados en tiendas de antigüedades o lugares de subasta y por consiguiente más caros.

Las casas construidas para varios propósitos, pisos y apartamentos, pueden albergar mesas gigantes y baúles. Estos son ideales para las propiedades reformadas y suelen ser sorprendentemente baratos.

También hay que considerar las proporciones a la hora de elegir las telas y accesorios. Un pequeño estampado floral, un delicado remate o una colección de objetos pequeños abruman en la reforma de espacios grandes y resultan totalmente inadecuados.

Dentro de los espacios continuos hay que definir pequeñas áreas para comer, trabajar... con diferente colocación de mobiliario, alfombras y puntos de luz. De esta manera se puede conseguir una sensación de espaciosidad mientras se crea una atmósfera cálida, de bienvenida, que es la cualidad más atrayente y tal vez más importante del estilo rústico moderno… y de un buen loft.

Juan A. Arias

Las nuevas geometrías y texturas de suelos de barro artesanal, combinadas con una moderna iluminación, actualizan el estilo rústico tradicional

Es fácil de conseguir

El estilo rústico ha sido durante mucho tiempo uno de los estilos de decoración más populares. En el pasado esto ha incluido esos elementos de decoración como suelos de barro cocido, hechos a mano, con diseños que evocan otras épocas. También participan las colecciones de objetos tradicionales y encanto rústico local. Mientras el estilo rústico, tradicionalmente, personifica el hogar y la calidez, es hora de llevar el diseño rural a la era moderna. Llamamos a esta decoración, "Clean Rustic" o “Clean Country”. Veamos cómo conseguirlo:

Empecemos

En decoración, estilo rústico ha sido a menudo acusado de ser “caótico” o "desordenado" y con materiales descuidados como baldosas de barro sin proteger. ¡El estilo Clean Rustic es cualquier cosa menos eso! Así que es hora de actuar en serio y guardar todas esas pequeñas cosas que no contribuyen a la idea del diseño general. No seamos extremistas, al fin y al cabo, el estilo rústico impulsa las ideas de calidez, familia y ambiente hogareño con madera, terracota y piedra. En definitiva, la creación de una atmósfera acogedora. Es por ello que no queremos acabar con nuestros objetos personales. Lo que haremos será crear un gran cajón-almacén con nuestros artículos de decoración favoritos que iremos rotando, por ejemplo, con las estaciones del año. Mientras, permanece un telón de fondo construido con materiales tradicionales y de calidad. Paredes blancas sobre suelos de barro cocido dispuestos en teselados sencillos y actuales son una apuesta segura

Elegir una paleta de colores "limpia"

Actualiza tu estilo rústico con un esquema de color más moderno. Elije un color para las carpinterías que case con el del suelo de barro, sea rosado, paja u oscuro. Si no lo tienes muy claro, apuesta por el blanco y será tan “a prueba de modas” como las propias baldosas de terracota. A continuación, intenta complementarlo con más blanco o con tonos neutros para incrementar su aspecto elegante e intemporal, que además no confunda a la vista. Añadiremos texturas para dar a la habitación un punto interesante de contrastes. Mantén las reglas a aplicar al mínimo, y trata de incorporar algunas de las nuevas geometrías de suelo de barro como un teselado que inserta mármol envejecido blanco en su diseño.

Encuentra tu fuente de inspiración

La elección de tu fuente de inspiración para decorar en estilo “Clean Rustic” es algo así como fijar la mirada sobre un tema. Pero en lugar de los temas cursis del pasado como suelo rústico provenzal, debes elegir una temática que le inspire algún sentimiento o emoción. Atrás han quedado los objetos “rancios” de los abuelos y los animales disecados. En realidad podemos imaginar la mala sensación que nos dan esas habitaciones con solo nombrar esos temas. Ese tipo de ejercicio es lo que te orientará para mantener el rumbo.

Iluminar es el camino

Una de las maneras más rápidas para actualizar una decoración vergonzosa y anticuada es añadir algún complemento moderno de iluminación. Esto funciona de maravilla en clave "Clean Rustic" resulta el complemento perfecto para dar el toque chic a los materiales tradicionales como el mármol envejecido o las baldosas de barro cocido. Ver un pavimento de terracota o travertino con una correcta iluminación nos lleva, simplemente, a un nivel superior en el que la ornamentación sobra favoreciendo la elegancia.

Desarrollando elementos clave

Al crear puntos focales en la habitación, mantén tu idea principal en mente. Estás contando una historia acerca de su inspiración, lo que refuerza la propia idea principal, pero ahora añadimos algunos personajes interesantes. De todos los revestimientos, el único en contacto físico con nosotros es la solería. Es por ello que cobra un papel protagonista. Trata de realzar la calidez de las baldosas de barro con una protección adecuada a su ambiente, sea exterior o interior. La sensación de su manufactura artesanal es insustituible.

También, al elegir revestimientos, telas y muebles, se refuerza la idea que inspiró el proyecto. Contar historias a través de unas baldosas de barro que conforman un pavimento rústico único, gusta si se eligieron en la composición correcta para un diseño limpio. Simple es mejor.

Mejor complementar, no enfrentar

El "más es más" del estilo rústico del pasado es sólo eso, el pasado. Elije pocas piezas grandes para mostrar a la vez. Mezcla y combina con otros estilos, ofreciendo interés y contraste. Trae más atención a tus objetos queridos. Si tienes una colección, o te apetece mostrar el edredón de la abuela, enséñalo. Pero muéstralo con estilo y solo dando a cada pieza su importancia. No sólo debes poner algo por el hecho de llenar un espacio. Tienes que tratar a las cosas que te gustan como obras de arte en una galería.

Busca antigüedades baratas que se pueden utilizar para crear una colección de pared única, como postales o cubiertos antiguos. Agregar elementos de la naturaleza ayuda mucho, pero debes ser selectivo. Deja espacio alrededor de tus tesoros para poder descansar la vista.

Relax

Por encima de todo, relájate y disfruta del proceso creativo. No hay reglas en la decoración que no se puedan romper. La decoración “Clean Rustic” es una fantástica manera de llevar un estilo de decoración hogareño tradicional, y darle un toque moderno

Al fin y al cabo se trata de una oportunidad para atreverte con esos materiales tradicionales que parecían antagónicos con los diseños actuales. Puedes crear ambientes modernos y acogedores con un expresivo suelo de barro cocido, algo de pintura blanca, ingenio en la iluminación y… poco más.

Juan A. Arias

Un patio acondicionado con un atractivo pavimento de exterior contribuye decisivamente a crear un oasis encantador para cualquier propietario

Un oasis aislado. Acogedor y refrescante… ¡En tu propia casa!

Tu paraíso secreto

Un patio pavimentado con baldosas de barro para exteriores constituye ese oasis encantador para cualquier propietario. Gratuito, libre de calor, interior y sin la congestión ni la locura de la vida cotidiana. Si organizas fiestas cada fin de semana y aspiras a impresionar a todos los huéspedes, o simplemente quieres disfrutar del aire fresco, tienes la atmósfera de las noches de verano. Además conservando la privacidad y seguridad de tu propia casa. Pocas cosas se comparan con la gloria de tener una casa con un patio.

Las casas patio modernas están diseñadas con un suelo para exterior como un rasgo característico importante de la casa, ya sea como una entrada cerrada o un patio central protegido, estos espacios mejoran la fluidez interior-exterior y proporcionan un enfoque visual para el hogar. Además introduce la presencia de tus plantas preferidas de un modo teatral sin necesidad de limitarte a las especies de interior. El soleamiento se organiza mediante pérgolas, arbolado o disposición de muros. Podemos así tamizar, reflejar o incluso anular la luz solar que llegue al suelo, bien sea ajardinado o de pavimento exterior. Solo queda tener un cierto control de la humedad ambiente para controlar el confort de nuestro pequeño oasis. Para ello nos podemos servir de la captación y posterior liberación de humedad de nuestro suelo de barro por transpiración gracias al conocido “efecto botijo”.

Como lograrlo

El corazón de la casa es un patio privado que expande la experiencia vividera. El secreto esta en saber difuminar la línea divisoria entre el interior y el exterior. La estrategia para lograr fundir los espacios interiores con el patio reside en prestar especial atención a los pavimentos de exterior e interior. Resulta difícil que los suelos de interior funcionen correctamente en exteriores, pero sí podemos hacer que un suelo para exterior quede perfecto en tu salón o en un dormitorio.

Estudia todas las opciones en suelos de exterior  y quédate con aquellas especialmente cálidas y acogedoras. En este sentido, las baldosas de barro para exteriores son imbatibles. A continuación estudia bien el ambiente interior que te gusta mas con la tonalidad de terracota elegida.

Ahora unifica las tonalidades y texturas de pared. El blanco inmaculado que heredamos de las viejas casas patio de nuestros abuelos pega ahora mas fuerte que nunca. Además realza la belleza intemporal de los pavimentos de terracota tanto en exterior como en interior. No obstante, existen diversas texturas y colores naturales que con una iluminación estudiada llevaran a otro nivel la fusión de espacios interior-exterior buscada.

Convierte tus ventanas a patio en puertas acristaladas de dos hojas o más para que puedan abrirse de par en par. Finalmente deja que tu suelo de barro se “extienda” hacia el patio siendo este tu suelo para exterior. ¡Ya está! Solo te queda protegerlo apropiadamente y podrás disfrutarlo usándolo a diario por muchos años.

Disfrútalo

Para muchos arquitectos existe una búsqueda de la esencia y de la unidad de la casa a través de los patios. En realidad el acierto en el diseño lo muestra la vida que cobra ese lugar con el paso del tiempo Por ejemplo, cuando a una familia le encanta usar el espacio al aire libre, pero quiere la máxima privacidad de los vecinos. En estos casos, su elección de diseño, es un proyecto de casa patio donde la arquitectura proporciona la barrera ante vecinos y centra el hogar en torno al espacio con el suelo de exterior más activo y atractivo.

Nuestra "selección" de modernos diseños pretende servir de ayuda en busca de inspiración... A continuación te presentamos unos pocos ejemplos de “El Patio y La Casa Moderna”. ¡Disfruta!